Trabajadores del Centro de Orientación Socio Educativo de Esquel se encuentran llevando a cabo un proyecto preventivo con adolescentes en situación de vulnerabilidad que consiste en brindarles talleres de herrería y carpintería como también acompañarlos en su trayectoria escolar.

El personal del COSE aseguró que los talleres se realizan “a pulmón”, con sus propias herramientas y la donación de materiales tanto de vecinos como de comerciantes que hacen que los mismos sean posibles.

El taller de herrería se dicta los lunes, martes y jueves de 8 a 13 horas a cargo de Adrián Ñanco, Roberto Alvarado y Franco Hernández, mientras que el de carpintería los lunes, martes, jueves por la tarde y viernes, en el mismo horario, por Maximiliano Aumedes y como ayudante Ariel Segundo.

Al promulgarse la Ley de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes -la provincial en 1997 y la nacional en 2005-, la internación de un adolescente en una institución de privación de la libertad como puede ser el Centro de Orientación Socio Educativo en los chicos de 16 a 18 años, pasó a ser una medida de último recurso. Por este motivo los trabajadores del COSE de Esquel elaboraron este proyecto preventivo destinado a jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Durante el año ha variado el nivel de participación de los chicos que por lo general son derivados por Asesoría Legal, el Servicio de Protección de Derechos y el Hogar de Adolescentes Varones.

 

Talleres autosustentables

En el taller de herrería se realizan diversos trabajos como chulengos, parrillas, asadores, estufas, entre otros, y en el de carpintería, mesas, percheros, tablas de picada, etc. El dinero que se recauda a través de su comercialización es reutilizado para la compra de materiales y herramientas.

Los jóvenes no sólo encuentran un espacio de contención en el COSE sino que también aprenden un oficio que el día de mañana les permitirá tener una salida laboral.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí