Editorial – Semana Santa: turismo, expectativas y valor agregado  

0

Las localidades de Esquel y Trevelin aguardan con notable expectativa el feriado largo de Semana Santa. Es que, como suele suceder, la presencia de turistas genera un movimiento económico interesante.

El desarrollo exitoso de la temporada de verano hace suponer que esta Semana Santa también lo será. La única diferencia, quizás, estará en la procedencia de los visitantes. El turismo provincial y regional será seguramente determinante.

Se espera, inclusive, que este próximo fin de semana largo de Semana Santa sea el cierre formal de la temporada estival que comenzó mucho antes de lo previsto allá por octubre con las visitas al campo de   tulipanes. Desde el ámbito privado y público se coincide en que esa fecha marcó el inicio de los meses altos de afluencia turista y que no se detuvo. Aseguran, además, que el mes de marzo fue exitoso y atípico ya que se pudo observar la presencia de una importante cantidad de visitantes.

Si se pretenden analizar los factores se podría decir que la cautela a salir del país a vacacionar hace que el turista decide recorrer las distintas provincias y en especial la región patagónica. El programa Previaje, del cual se anhela la implementación de una nueva edición, también contribuyó al éxito del verano.

Quienes integran el sector de los prestadores turísticos esperan también una temporada baja “no tan baja” y para ello esperan contar con el apoyo de los Estados municipales en materia de promoción.

Desde hace dos años, con el inicio de la pandemia ocasionada por el Coronavirus, el mundo cambió para siempre y también las elecciones al momento de elegir un lugar para descansar.

El turismo, uno de los sectores más afectados por las restricciones de circulación y el aislamiento obligatorio, comienza a recuperarse. El proceso no será inmediato, tampoco sencillo. La clave, quizás, sea fortalecer todos aquellos aspectos que ya dieron resultados positivos y mejorar lo que sea necesario. La belleza natural y la calidez de su gente son valores agregados que las ciudades de Esquel y Trevelin tienen a su favor para lograr una Semana Santa muy exitosa.     

Una ciudad con presencia de turistas implica un movimiento económico que, de alguna manera, llega a toda la sociedad y eso siempre es bueno.   

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí