Que 2019 fue un año económicamente difícil es una afirmación que no deja espacio para la discusión. Las consecuencias de esta situación se vieron reflejadas en cada sector de la sociedad de Esquel, la provincia y el país.

La llegada de los festejos de Fin de Año y el inicio – para muchos – de las tan ansiadas de vacaciones renuevan las energías y ello es más fácil si se tiene la posibilidad de dejar la ciudad de origen y visitar otras localidades.

Nuestra ciudad recibe, por estos días, una importante cantidad de turistas quienes eligen la Cordillera para distenderse. El Parque Nacional Los Alerces, que el pasado fin de semana registró un ingreso de 9.5000 personas (3500 de ellas turistas), y los distintos atractivos turísticos naturales de la región permiten disfrutar de los espacios al aire libre.

La llegada de los visitantes hace suponer que – pese a las dificultades económicas que muchos atraviesan – la temporada tendrá un buen desarrollo. De hecho el inicio de la misma fue calificado como auspicioso por quienes están vinculados con el sector desde el ámbito privado.

Es así que las economías locales de la zona tendrán “un respiro” en las próximas semanas lo cual posibilitará prepararse para un año que, en Chubut como en el resto del país, se perfila complejo.

El turismo vive su esperado momento del año y muchos confían en que el balance final de la temporada estival será positivo. Las expectativas y la realidad, en esta primera quincena de Enero, tienen puntos de encuentro y que ello se mantenga durante todo el mes con correlato en Febrero próximo es una expresión de deseo que se escucha entre los prestadores turísticos.    

La situación económica no es buena y el esfuerzo conjunto de visitantes y referentes de los sectores público y privado relacionados con el turismo redundará en beneficio de todas las comunidades.    

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí