Preocupados se mostraron los ediles con el acuerdo al cual estarían arribando la Municipalidad y la Cooperativa “16 de Octubre” en concepto de una deuda por la prestación del servicio eléctrico en diferentes dependencias ubicadas a lo largo de la localidad.

En diálogo con diario La Portada, Salazar y Alvarez no dudaron en calificar de “al menos desprolijo” un convenio de refinanciación entre las partes que “afecte” a la gestión que tomará las riendas de la Municipalidad después del 10 de diciembre.

Dejaron en claro luego que el Estado municipal debe hacerse cargo de los compromisos adquiridos y abonar la prestación como corresponde. “El tema es cómo hacer el pago”, expresaron los compañeros de bloque del intendente electo.

“Más del 50 % de las deuda pasaría para el gobierno de Ingram”, enfatizaron, indicando que “se pone de garantía lo recaudado por la tasa de recolección de residuos, justamente algo que es necesario mejorar de cara a la comunidad”.

Según precisaron en la nota concedida a este medio, el municipio debería a la entidad que brinda servicios públicos tanto en Trevelin como en Esquel una suma aproximada de 3,9 millones de pesos a lo que se sumarían intereses por cerca de 600 mil.

Comentaron además que entre los distintos organismos municipales consumen un estimado de 300 mil pesos mensuales, lo que incluye los edificios del Honorable Concejo Deliberante, la Biblioteca, el Centro Cívico y el Polideportivo, entre otros.

Reconocieron luego que genera cierta incertidumbre cómo encontrará el estado de las finanzas el gobierno entrante. Hablaron de las deudas con los proveedores y la masa salarial que alcanza al conjunto de los trabajadores como otros aspectos a considerar.

Segundo semestre con pedidos

Por otro lado, recordaron que la actual gestión legislativa comenzará a transitar desde el primero de agosto los últimos cuatro meses y, en esa dirección, señalaron que en el Concejo continúan recibiendo planteos de sectores, entre los cuales mencionaron al ámbito de la salud.

“Estamos abordando por ejemplo la situación de salud, que es tal vez uno de los reclamos más fuertes. El Hospital ha involucionado y está cada vez peor en recursos. Es responsabilidad de Nación por la falta de vacunas y de la Provincia”, ampliaron.

Álvarez lamentó que el déficit de vivienda es cada vez mayor en el “Pueblo del Molino” y calculó que unas 600 familias aguardan por una solución habitacional. Dijo que la demanda en cuestión genera problemáticas preocupantes como la ocupación de terrenos.

El concejal aseveró que “ante la necesidad la gente tal vez” usurpa tierras y levanta casas precarias sin la habilitación pertinente. “La Municipalidad tiene que salir a reubicar las personas o darle una solución definitiva”, completó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí