El domingo 22 de octubre los argentinos, en condiciones de sufragar, irán a las urnas por segunda vez en el año para elegir la nueva composición del  Congreso Nacional.

En las denominadas “elecciones de medio término” se elegirán los nombres para renovar 127 bancas en la Cámara de Diputados (la mitad de ese cuerpo) y 24 en el Senado (un tercio del total). Se renovarán, además, cargos provinciales y municipales en 15 distritos. La provincial del Chubut elegirá a dos diputados nacionales.

Hasta aquí los datos técnicos que los ciudadanos deben conocer. Y la  pregunta es ¿todos piensan en las elecciones de octubre? Y si lo hacen ¿en qué términos? No cabe duda que la posibilidad de elegir a nuestros  representantes constituye la principal garantía del sistema democrático y que ejercer ese derecho ya forma parte de nuestra vida.

Pese a ello la aún tibia campaña parece alejada de la cotidianeidad de los ciudadanos que continúan preocupados por un alto nivel de inseguridad en los grandes centros urbanos, la creciente inflación que socaba el poder adquisitivo de los trabajadores, la precariedad laboral y los despidos como consecuencia del cierre de pequeñas y grandes empresas.

El clima de tensión social merece un párrafo aparte porque será, a decir de algunos analistas políticos, determinante en el resultado de las elecciones legislativas. Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes son cada vez más cruentos y nos dejan con una sensación de desconfianza y vulnerabilidad.

El presidente Mauricio Macri (PRO) llegó al poder asegurando que trabajaría para “unir a todos los argentinos”, pero los últimos acontecimientos que tienen epicentro en nuestra zona – con multitudinarias marchas en Buenos Aires reclamando la aparición con vida de Santiago Maldonado- no reflejan en absoluto esa premisa.

La paz social, la garantía de los derechos civiles y la libertad de expresión – entre otros- son valores que la sociedad argentina no está dispuesta a resignar y esto es algo que debiera considerar seriamente la dirigencia política.

Cuando algunos pocos piensan en el resultado electoral para “tomar carrera” hacia 2019 el pueblo reclama por la aparición con vida de un joven artesano y por la garantía de todos sus derechos civiles y laborales… y en Octubre las urnas dirán lo suyo.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí