Mujeres cosen frazadas solidarias para familias en situación de vulnerabilidad

0

Un grupo de mujeres dedica su tiempo y amor a este proyecto solidario que tiene como fin ayudar a quienes más lo necesitan en esta época del año. Reciben donaciones de ropa y con ellas confeccionan frazadas. Se pueden acercar los miércoles y viernes de 14 a 16 horas en la sede del barrio Don Bosco.

Marta Montiel contó en diálogo con La Portada que junto a otra compañera comenzaron hace cinco años con esta actividad comunitaria en el marco del Programa de Apoyo a la Educación (PAE), que depende de la Municipalidad de Esquel.

Actualmente son cinco las mujeres que se encuentran abocadas a esta iniciativa de las frazadas solidarias: Marta, Sonia, Margarita, Marcela y recientemente se sumó Sonia.

Este año nos vamos a concentrar solamente en coser frazadas y si nos sobran insumos haremos camitas para las mascotas, bolsos y cartucheras”, manifestó Marta.

Seguidamente, la vecina comentó que el año pasado hicieron pocas mantas, alrededor de 25, porque habían recibido donaciones de tela y se dedicaron a hacer sábanas para el Hospital Zonal de Esquel. Confeccionaron 10 sábanas de cuna y 13 de una plaza.

“Hace cinco años que entré al Programa de Apoyo Escolar y me dieron la opción de hacer una actividad comunitaria así que yo decidí hacer frazadas”, sostuvo.

Marta comentó que se encuentran necesitando donaciones de ropa, lanas, cierres y rellenos que estén en desuso para confeccionar las frazadas. También tienen pensado hacer manualidades y accesorios.

Pueden acercar sus colaboraciones los días miércoles y viernes de 14 a 16 horas en la sede vecinal del barrio Don Bosco, ubicada en Pasaje Tecka entre la Avenida Fontana y Sarmiento. Previamente, comunicarse con Marta al 2945-413848 o con Sonia al 2945-531381 para coordinar la entrega.

Las frazadas solidarias serán entregadas a aquellas familias que las necesiten y se encuentren en situación de vulnerabilidad. “El año pasado hicimos alrededor de 25 frazadas y se repartieron a vecinos de Valle Chico, Aldea Escolar, Ceferino, Cañadón de Borquez y otros barrios”, relató.

Ante la difícil situación económica, la falta de servicios en algunos sectores y el crudo invierno que se aproxima, invitaron a los vecinos que no la están pasando a que se acerquen a la sede a buscar una frazada.

Este grupo de mujeres se reúne los miércoles y viernes por la tarde a seleccionar y cortar la tela para luego coserla en su hogar, quienes tienen máquinas, o las tejen. Una vez más pusieron manos a la obra y su solidaridad al servicio de quienes hoy necesitan ayuda para sobrellevar las bajas temperaturas.

Por último, Marta expresó que “el año pasado recibimos muchas donaciones así que estamos muy agradecidas con quienes siempre colaboran”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí