Su último viaje fue el 12 de marzo, unos días antes del anuncio del aislamiento obligatorio. La temporada de verano había sido exitosa con récord de pasajeros. Hoy, en plena pandemia, hay incertidumbre sobre su regreso a las vías. “Nadie habla de reactivar el tren”, aseguró su coordinador. Si provincia autoriza la apertura de La Hoya, quizás La Trochita pueda volver a rodar. Por el momento planean terminar el Museo Ferroviario y comenzar a trabajar en el mantenimiento de las vías como de las locomotoras. 

El coordinador del Viejo Expreso Patagónico “La Trochita”, Miguel Sepúlveda, contó en una entrevista con La Portada cómo se encuentran atravesando la cuarentena, el parate de la actividad, su impacto y si es factible que el tren vuelva a funcionar en el corto plazo.

Nuestro plan, en principio, es terminar el Museo Ferroviario y también estamos elaborando un plan para el mantenimiento de vías, que desde noviembre no se tocan, y de las locomotoras”, confió Sepúlveda.

Normalmente cuando finaliza cada temporada se lleva adelante un mantenimiento del equipamiento como así también la compra de combustible. Sin embargo reconoció que será difícil hacerlo por la situación económica de la provincia y la emergencia sanitaria.

“Nosotros para hacer Esquel – Nahuelpan usamos 600 litros de gasoil y para 3 meses estábamos comprando entre 35 y 45 mil litros, lo que significa 2 millones de pesos, y la recaudación nuestra hasta marzo venía siendo muy buena porque el turismo se volcó mucho a la Cordillera pero ahora no veo un horizonte para que se pueda reactivar y salvar costos”, planteó

Además señaló que para el mantenimiento de la locomotora se necesita comprar repuestos, lo que hoy significa entre 400 y 500 mil pesos, y la inspección de las vías la tiene que hacer una persona de Buenos Aires que no va a poder viajar por las restricciones en la circulación.

Con la situación que está viviendo la provincia, hacer mantenimiento de vías y no poder correr trenes, no tiene sentido”, opinó. Sin embargo planteó que podría contemplarse el regreso del tren si llegara a abrir La Hoya. “Nadie nos pidió un protocolo para poder arrancar, pero si se reactiva La Hoya, nosotros podemos hacer algo también, por lo menos los fines de semana, porque hay días en que los esquiadores no pueden esquiar y podrían usar el tren”, especuló.

Por el momento, y ante la falta de certezas sobre lo que ocurrirá con la temporada de invierno, Sepúlveda prefirió ser cauto y aseguró que “para nosotros está lejos que se vuelva a reactivar La Trochita”.  

En este sentido señaló que “nosotros, en plena temporada del tren, movíamos 150 pasajeros y salvábamos el combustible, los repuestos y otras cosas. Hoy mover un tren con la mitad de los asientos, porque habría que hacer un protocolo, no sería rentable para el Estado”. Además recordó que la diferencia económica la obtienen con el turismo internacional, nacional y provincial ya que las tarifas locales son mínimas. 

“Estamos esperando a ver qué pasa con La Hoya porque si se hace la apertura de la temporada de invierno nosotros por ahí podríamos elaborar un plan para salir por lo menos los fines de semana pero eso depende de que nos autoricen desde Rawson y hoy nadie habla de reactivar el tren”, enfatizó.

Por último el coordinador de La Trochita comentó que la idea por el momento es comenzar con la obra del Museo antes de que empiece el invierno ya que cuentan con los materiales para terminarla. “Queremos dejarlo como estaba antes y ver si nos autorizan a abrirlo con un protocolo para la gente local”, finalizó.   

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí