Aprovechando los cinco años del movimiento nacional “Ni Una Menos”, un grupo de vecinas renovó el pedido para que la localidad de Trevelin cuente con una Casa Refugio para atender a las mujeres víctima de violencia de género.

Omayra Rocha, de Juntas y a la Izquierda, es una de las personas que motoriza el reclamo hacia el municipio y que acompañó una presentación legislativa la pasada semana.

Lo concreto es que la Casa Refugio es “algo que venimos exigiendo desde que se sancionó la ordenanza”, contó a diario La Portada.

Recordó que la normativa vigente (1155/13) contempla la construcción y funcionamiento de hogares transitorios para mujeres en situación de violencia. “Durante cada elección se renuevan las promesas pero el espacio no aparece”, reprochó.

Indicó que allá por el 2013, cuando el Concejo Deliberante aprueba la ordenanza, el presupuesto para la Casa Refugio era de unos 150 mil pesos. Allí se consideraba hasta los gastos fijos como impuestos, la alimentación de las concurrentes, asistencia médica y el sueldo de los profesionales.

“Esto depende de voluntad política”, aseveró Rocha e instó a que “sea una prioridad” verdadera para la Municipalidad, entendiendo que de esa manera Trevelin estará más cerca de contar con un establecimiento que contenga a las mujeres en vulnerabilidad.

Avisó que hicieron un planteo ante el Concejo Deliberante para que “se declare la emergencia en violencia de género en la localidad de Trevelin por un término de un año. También proponemos que se disponga el uso de dos inmuebles municipales como hogares transitorios”.

Señaló que a cinco años del “Ni Una Menos” presentaron un Proyecto de Ordenanza para “que se empiece a trabajar sobre esta problemática que debe estar a la orden del día. Lo hicimos en coordinación con nuestra referente nacional Celeste Fierro que hizo lo propio en Buenos Aires”. 

Por otro lado, lamentó que durante las semanas de cuarentena crecieron las denuncias por violencia de género en la provincia del Chubut.

“Muchas personas conviven con su agresor”, enfatizó, añadiendo que en el plano nacional los femicidios lejos estuvieron de frenarse.

“Muchas mujeres no se animan a denunciar justamente porque deben volver a sus casas donde está el agresor y eso las expone. Por eso a veces no hay tantas denuncias. Sabemos que se requiere la real implementación de las políticas públicas y presupuesto”, acotó.  

Por otro lado, destacó que en el “Pueblo del Molino” está el programa denominado Mujeres al Frente, dependiente al Servicio Protección de Derechos,  el cual aborda la temática a partir de un equipo interdisciplinario.

Dejó en claro que este grupo de profesionales trabaja en situaciones de riesgo y cuestionó al mismo tiempo que no son remuneradas acordemente. “Las chicas hacen su tarea a pura vocación y esfuerzo”, manifestó Rocha.          

Antes de concluir, explicó que por su parte la provincia declaró la emergencia por violencia de género y esto a priori suponía presupuesto inmediato para atender la problemática. “Nunca se le bajó un peso a la ley”, aseguró en la charla con este medio.

Foto: Mujeres al Frente.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí