Ella es Secretaria de Acción Social del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA), delegada de la Comisión Interna de la Agencia Télam y fue elegida- en los comicios de Septiembre pasado- Secretaria General de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN). Su nombre es Carla Gaudensi y será desde Marzo de 2020 la primera mujer en conducir los destinos de la Federación.

En esta entrevista con La Portada,la joven sindicalista,relata su experiencia de lucha por la reincorporación de los trabajadores despedidos en la Agencia Telám, adelanta sus objetivos para el cargo que ocupará en FATPREN y asegura, entre otras cosas, que los trabajadores de prensa autogestionados “son trabajadores de prensa”.       

La Portada: ¿Cuándo y desde qué espacio nació su militancia?

Carla Gaudensi: En mi caso, y creo que entre quienes somos militantes, esto surge desde muy chicos muchas veces atravesados porque las familias lo son. Y por las historias de lucha de los que nos antecedieron. Tengo militancia estudiantil. Estudié en una escuela (Carlos Pellegrini) donde se militaba con la acción cotidiana. Esto estaba en nuestra cuestión identitaria y después lo hice en distintas organizaciones sociales y de derechos humanos hasta que llegué a la militancia sindical – política que es la que hoy elijo centralmente.

L.P: ¿Qué le dejó, como sindicalista y como persona, la lucha de la Agencia Télam?

C.G: La lucha de Télam para todos los trabajadores y trabajadorases un hecho central en nuestras vidas. En mi caso, como representante de los trabajadores y  dirigente del SIPREBA, fue muy enriquecedora. Si bien en la Agencia había una tradición de lucha muy importante, esta fue una lucha histórica que no sólo fue por las fuentes de trabajo y el desguace atroz, sino también para defender la comunicación pública y el derecho a la información de la ciudadanía. También el significado de lo que era Télam. Logramos generar conciencia sobre qué es una agencia pública y federal de noticias. Nadie sabía, en general, lo que era Télam porque la distribución muchas veces está orientada a otros medios de comunicación, pero que cumple un rol social muy importante. Creo que las mujeres fuimos muy protagonistas y eso se pudo ver. No fue fácil y nos ha dejado huellas que van a ser difíciles de borrar. Permanecimos cuatro meses en nuestro lugar de trabajo durmiendo ahí, pero también hemos generado lazos inquebrantables con algunos compañeros y compañeras.

L.P: ¿Cuáles son los principales problemas que enfrentan los trabajadores de prensa del país?

C.G: Los trabajadores de prensa de todo el país atravesamos la situación más críticadesde el retorno de la Democracia. Hemos perdido más de cuatro mil  quinientas fuentes de trabajo en todo el país y la cifra puede ser mayor a estas alturas. Hay un avance de la precarización laboral y la flexibilización con una pérdida brutal del poder adquisitivo de nuestros salarios y una mayor concentración de patronales y medios. Eso provoca que cada vez sea más brutal el avance de esos empresarios sobre los derechos de los trabajadores y trabajadoras de prensa. Ya de por si nuestra actividad es chica y esta cantidad de pérdida de trabajo posibilitó el avance de las patronales sobre nuestros salarios y la precarización.

L.P: ¿Por qué, según su experiencia, aún cuesta tanto que los empleados de los medios de comunicación se reconozcan parte de la clase trabajadora?

C.G: Creo que hay varios factores. En parte tiene que ver con la formación que se recibe. Muchas veces el periodista está aislado de lo que implica ser un trabajador y por otro lado también es parte de la política sistemática de los empresarios hacer creer en la salida individual del periodista, que por ser un intelectual, no está con un colectivo que lucha por sus reivindicaciones. También están las posiciones políticas e ideológicas de cada uno. Creo que es un trabajo de todas las organizaciones de prensa nos damos diariamente con cada compañero y compañera en la Redacción para salir de esa posición individual y demostrar que la única salida es colectiva organizándonos entre compañeros de trabajo como así también con todo el movimiento obrero organizado.     

L.P: ¿Cuáles serán sus principales objetivos al asumir la conducción de FATPREN?

C.G: Uno de los objetivos será fortalecer todos los Sindicatos de basede todo el país. Sindicatos fuertes y organizados, con trabajadores dispuestos a defender sus derechos, hará que tengamos una Federación mejor plantada ante los empresarios en todo el país. Sin Sindicatos de base fuertes tener una política nacional sería difícil. Necesitamos una Federación que esté en la calle y ligada a todo el movimiento obrero. La relación con todas las organizaciones sindicales y centrales obreras tiene que ser parte de nuestros ejes centrales. Debemos tener una política nacional para enfrentar el atraso salarial que tenemos en prensa. Tenemos que llegar a la mayor unidad posible con todos los Sindicatos. Necesitamos una Federación democrática, federal y participativa.

L.P: ¿Cuál será el lugar de los trabajadores de prensa autogestionados en su gestión?

C.G: Mi posición es que los integrantes de las cooperativas son trabajadores y trabajadoras de prensa al igual que quienes estamos en relación de dependencia en una empresa privada o pública. Este es un debate que tenemos que dar con todos los Sindicatos de prensa del país. Creo que ignorar que los trabajadores autogestionados de prensa deben conformar los Sindicatos me parece que es un error y no tener en cuenta la realidad de nuestra actividad. En el caso del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) del que provengo apenas conformados tuvimos todos los despidos del Grupo 23 que llevaron a la conformación de las Cooperativas Infonews y Tiempo Argentino. Ellos se conformaron como cooperativas para garantizar el derecho de que se escuchen otras voces en la sociedad y – principalmente- para sostener sus fuentes de trabajo porque los empresarios de los medios se borraron y los dejaron abandonados. Es imposible desconocer que esto es parte de muchas luchas que se dieron a lo largo y ancho de nuestro país. Tenemos que tener políticas claras para reclamar al Estado a fin de que los medios autogestionados tengan acceso a la pauta y, en algunos casos, a sus licencias. Si hubiera Sindicatos que aún no lo tienen incorporados a sus Estatutos hay que promoverlo. Nosotros no podríamos imponer esto, pero sí tener una política activa proponiéndolo para que todos los Sindicatos del país lo discutan y modifiquen sus Estatutos en ese sentido.

L.P: ¿Le genera expectativas, en relación a un bienestar para la clase trabajadora, el cambio de Gobierno Nacional a partir del 10 de Diciembre?

C.G: Si, claro sobre todo viendo lo que implica para mis compañeros y compañeras que han padecido estos cuatro años con despidos y atraso salarial. Muchos se han enfermado y hemos perdido compañeros por situaciones de salud y de preocupación. Es casi imposible no tener expectativas porque el actual Gobierno vino a aniquilar todos nuestros derechos. Algunos pudimos frenarlos en las calles y con lucha como sucedió con la Reforma Laboral. Es muy importante que el próximo gobierno tenga políticas para los trabajadores, sino será imposible seguir sosteniendo esta situación.                 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí