Al sentir durante años una notable desigualdad en las competencias, un grupo de mujeres deportistas de la ciudad, encabezado por la reconocida atleta Verónica Ramírez, presentó un proyecto en el Concejo Deliberante, que fue aprobado la semana pasada por unanimidad, para promover la equidad de categorías y premiación entre hombres y mujeres en todos los eventos deportivos.

A lo largo de la historia, las mujeres han tenido que abrirse paso en contra de los prejuicios y los obstáculos de una sociedad machista que creía que ellas no podían o no debían hacer deporte. Todavía queda mucho camino por recorrer, el deporte femenino aún se encuentra lejos de ser reconocido como el masculino en salarios o número de personas que lo practican. Muchas de las cosas que se han conseguido en este tiempo ha sido gracias a mujeres que han alzado la voz por la igualdad de género en el deporte.

Un claro ejemplo de ello fue lo que ocurrió hace unos días en Esquel con un proyecto que presentó un grupo de atletas en el Concejo Deliberante con el fin de promover la equidad de categorías y premiación entre hombres y mujeres en las competencias deportivas. “Veíamos que había muchas más categorías de varones que mujeres en los eventos deportivos, por ejemplo diez en uno y dos en otro, entonces ante esa desigualdad, que no generaba que las mujeres se sumen más, se gestó esta idea”, explicó en diálogo con La Portada la reconocida atleta Verónica “Pitu” Ramírez.

Fue así que junto a un grupo de deportistas elaboraron el proyecto y se lo presentaron a la concejal de Cambiemos, María Eugenia Estefanía, para que lo trabajara en comisión. El mismo fue aprobado el miércoles pasado por unanimidad. De esta manera las competencias deportivas organizadas en el Ejido Municipal de Esquel que cuenten con el patrocinio Municipal o la Declaración de Interés Municipal, deberán contar con igual cantidad de categorías por edad e igual premiación para hombres y mujeres que participen, siempre que se trate de la misma disciplina, modalidad y categoría deportiva.

“Nosotras notábamos que había diferencias en cuanto a la cantidad de categorías y la premiación tanto para varones como mujeres en algunas competencias. Lo veníamos charlando entre deportistas pero no podíamos llegar a las organizaciones entonces de esta manera hay una ordenanza que se tiene cumplir y me parece que si es así vamos a estar garantizando que haya una igualdad. Es difícil pero estamos en el camino de poder hacerlo”, expresó Ramírez.

 

Un antes y un después

La atleta contó que el proyecto generó mucha repercusión en otras provincias del país que quieren replicar la iniciativa. “Mucha gente me llamó para comunicarse con María Eugenia Estefanía porque esta desigualdad también ocurre en otros lugares, no sólo en Esquel y Chubut”, planteó. Al tiempo que destacó que “la verdad que es el comienzo de un cambio que se venía pidiendo hace tiempo”.

Asimismo reconoció que “todavía falta generar conciencia para seguir trabajando en este sentido porque mucha gente se enteró hoy que esto no era así y son las cosas que por ahí el silencio hace que sigan funcionando igual y no pase nada”. De esta manera aseguró que “la idea fue alzar la voz y que esto se pueda revertir siempre en beneficio de la igualdad. No importa si corre una mujer, diez o veinte, tiene que ser igual con los varones”.

Ramírez, además, sostuvo que “hoy en día la mujer está teniendo un papel importante en la sociedad y en todos los lugares donde participa, pero vivimos en un mundo machista y todavía tenemos que cambiar algunas cosas; estamos en ese camino de generar desde el respeto la igualdad que queremos”.

 

Trayectoria deportiva

La “Pitu” comenzó a correr con 9 años y ya lleva 30 años en el deporte. “Tuve algunas interrupciones en mis tres embarazos, pero si no practicaba, seguía participando con el apoyo a las organizaciones”, confió.

La atleta aseguró que “la participación de las mujeres en el deporte está creciendo, muchas se suman para una práctica de vida sana y saludable, y otras para hacer alto rendimiento o categoría elite donde uno tiene más sacrificio porque atiende a la familia, trabaja y también se entrena para logar cosas importantes”.

Por último, Ramírez contó que sus objetivos para este año será seguir trabajando con su grupo de corredores donde la mayoría son mujeres, sumar en lo local y provincial y prepararse para la Maratón Tres Ciudades que se disputará en noviembre.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí