Ante la llegada del frío y las heladas, un grupo de vecinos de la zona del pinar del Cañadón de Borquez inició una campaña para juntar ropa de abrigo, frazadas, leña y alimentos para poder pasar el invierno. La falta de gas y trabajo son sus principales preocupaciones.

Jorge Currumil, uno de los vecinos que vive junto a su familia en el pinar del Cañadón de Borquez, contó en diálogo con La Portada que “estamos pasándola como podemos pero está complicado porque no tenemos trabajo y la única calefacción que tenemos es la leña que no alcanza”.

Si bien destacó que el municipio les entregó un metro de leña en el marco del programa Plan Calor, aseguró que “no es suficiente porque nos dura entre cuatro y cinco días”. Mientras que señaló que tampoco les resulta posible comprarla ya que no tienen trabajo y “está muy cara”.

En este sentido se manifestó preocupado por los niños y las personas grandes que se encuentran asentadas en el pinar. “Los pobres son los que más leña consumimos, entonces estamos necesitando un refuerzo como así también frazadas, ropa de abrigo, calzados y alimentos”, indicó.

El vecino sostuvo que hace unos días personal de la Municipalidad estuvo recorriendo el predio y cortó algunos pinos que ponían en riesgo algunas viviendas. También destacó que recibieron la visita de los secretarios de Obras Públicas, Alejandro Wengier, y de Ambiente, Daniel Hollmann. “Les entregamos una nota con todo lo que necesitábamos así que quedamos a la espera de una respuesta”, dijo.

Por último, Currumil señaló que son alrededor de 18 familias las que se encuentran viviendo en el lugar más otros chicos que todavía no empezaron a construir sus casas. “La situación es complicada, difícil, por eso todo lo que se pueda juntar es bienvenido”, cerró.

Los interesados en colaborar y acercar sus donaciones pueden comunicarse con Jorge Currumil al 2945-522953.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí