Se formó como arquero en el Club Fontana de Trevelin, ascendió con Belgrano en el Torneo Federal C y hoy, con 19 años, juega en All Boys en la Primera B Metropolitana. Sueña con ser titular, vivir del fútbol y jugar en la Selección Argentina.

Luciano Guarracino nació en Gualjaina y a los 4 años se fue a vivir con su familia a Trevelin donde con sólo 6 años comenzó a jugar al fútbol en el Club Fontana. Siempre como arquero. “Cuando jugábamos con mi hermano, que lo hacía muy bien, él pateaba y yo atajaba, ya desde entonces me gustaba mucho y me sentía cómodo”, contó el jugador en diálogo con La Portada.

Se inició jugando en la Liga Independiente de Fútbol Reducido Infantil (LIFRI) de la cual conserva los mejores recuerdos. “Me quedaron muchos amigos y le tengo un cariño gigante a Tito Ruiz y Gustavo Roa, que fueron los más me enseñaron y me marcaron”, destacó y agregó que “cuando uno es chico se impone más la diversión, pasarla bien y no tanto la competencia”.

A los 13 años pasó a integrar el Club Belgrano de Esquel donde le tocó jugar el Torneo Federal C con la primera división. “Jugué un partido en la fase de grupo, luego me tocó entrar en la final y ascendimos”, recordó con orgullo. También participó en el Torneo Federal B, lo que sería su despedida del equipo.

Su paso por el Club Belgrano.

Con 15 años fue convocado a jugar en All Boys tras una prueba que le consiguió el representante de su hermano y que resultó exitosa. Allí hizo las inferiores hasta quinta división y hace dos años pasó a primera. “Recién estoy arrancando, tengo 19 años y me queda mucho por vivir”, sostuvo quien hoy es el tercer arquero del plantel profesional que el último fin de semana inició el campeonato por la Primera B Metropolitana.

Comentó que los entrenamientos son muy distintos a los que realizaba en Belgrano o Fontana. No sólo son diarios, sino que a veces son doble turno, sin días libres en la semana, con mucha exigencia, competencia y presión. “Es mi trabajo, yo me preparo para esto y no hago otra cosa que entrenar para mejorar. No sé si soy bueno o no, pero he aprendido mucho y he tomado cada error como cada acierto como una experiencia para sumar”, resaltó.

All Boys

Asimismo reconoció que siente mucha presión porque desea vivir del fútbol en el futuro. “Quiero ganarme un puesto como titular y es una competencia que genera mucha presión”, confió.

“Sueño con jugar en la Selección”

Luciano recordó que su llegada a Buenos Aires no fue fácil. El primer año le costó muchísimo porque extrañaba a su familia y amigos. Pero el apoyo incondicional de sus padres lo ayudaron a sobrellevar el cambio de vida. “Te tiene que gustar de verdad porque es una inversión de tiempo y plata, se abandonan muchas cosas y también te privas de otras porque hay que entrenar mucho y probarse en varios clubes. Y si te va mal, hay que tomarlo como una experiencia porque a primera llega el que no se rinde”, expresó.

Hoy su objetivo es consolidarse como arquero de All Boys o de otro club. Sueña con jugar en la Selección Argentina como también en Racing, equipo del que es hincha. “Mi sueño es poder vivir de esto, hacer una buena carrera, que me vaya bien y poder retribuirle a mis viejos el esfuerzo que hicieron”, finalizó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí