A lo largo del año se reciben numerosas denuncias y críticas por el estado y la limpieza del Arroyo Esquel. Para el secretario de Ambiente municipal, Carlos Buduba, la falta de limpieza en dicho sector se debe, en gran parte, a la falta de “solidaridad, concientización y coherencia”, por parte de los vecinos que arrojan residuos allí.

En diálogo con La Portada, Buduba indicó que la Secretaría de Ambiente toma al Arroyo Esquel como “un parque lineal que atraviesa la ciudad con un alto potencial paisajístico y social como lugar de encuentro” y por tal motivo “se dispuso, por primera vez en muchos años, una cuadrilla de limpieza permanente”.

“El arroyo tiene malezas y suciedad, esto nos preocupa y necesitamos que la gente no ensucie porque nosotros limpiamos, pero no hay capacidad técnica ni económica que alcance para limpiar si el vecino sigue ensuciando”, remarcó y señaló que “así vamos a estar lejos de la utopía de tener el arroyo limpio”.

Buduba aseguró que la cuadrilla está trabajando constantemente y reconoció que hay sectores que están peores que otros porque los operarios avanzan con un cronograma de actividades y cuando llegan a una punta, la otra está llena de yuyos y basura nuevamente.

“Cuando hay un combo de lluvia con temperaturas altas durante el verano, el desyuye no es tan efectivo como cuando hay altas temperaturas con sequía”, detalló el quien además afirmó que hay toda una serie de cuestiones técnicas que pueden explicar estas particularidades.

Una sociedad difícil

En cuanto a la basura que se arroja en el arroyo, Carlos Buduba manifestó que “falta solidaridad, concientización y coherencia” por parte de muchos vecinos. “Esquel es una ciudad que está a favor del ambiente y es conocida a nivel nacional e internacional por el rechazo a la minería a cielo abierto en defensa del agua, pero al mismo tiempo como sociedad no somos capaces de defender el curso de agua que atraviesa la ciudad”.

“La falta de coherencia en la sociedad es evidente y hasta es patológico estar defendiendo el agua en diversas manifestaciones y después tirar la basura en el arroyo”, agregó al respecto y en este sentido sentenció: “Somos una sociedad difícil”.

Finalmente, el secretario de Ambiente  solicitó la ayuda de todos los vecinos para mantener limpio el arroyo. “Si ayudamos un poco, todo sería más fácil porque la municipalidad no puede limpiar permanentemente lo que los vecinos ensucian a diario y si no nos hacemos cargo del pedacito que nos toca, es imposible”, concluyó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí