De acuerdo a los datos proporcionados, en los últimos días de diciembre pasado, por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) en relación a la distribución del ingreso y en base a datos de la Encuesta Permanente de Hogares, la mitad de los trabajadores ocupados gana menos de 12.000 pesos y el 70 por ciento percibe menos de 16.000 pesos. Cabe destacar que los datos corresponden al tercer trimestre de 2017.

El informe también indica que de la población asalariada encuestada el 34,4 por ciento no está registrado denotando un incremento respecto de los trimestres anteriores. Y que el 50 por ciento percibe ingresos per cápita inferiores a 6.500 pesos en tanto que el 70 por ciento tiene un ingreso per cápita inferior a 10.000 pesos.

Los datos estadísticos arrojan que teniendo en cuenta los ingresos totales de los hogares de la población que tiene ingresos (60,5% de las personas), tanto salariales como otras fuentes no laborales (jubilaciones, pensiones, subsidios), la mitad de la población vive con ingresos inferiores a $10.750. Esto implica que una gran parte de la población se encuentra por debajo de la línea de pobreza.

De acuerdo a la Junta Interna de ATE-INDEC ningún trabajador debería cobrar menos de 24.312 pesos – cifra estipulada en julio pasado – para satisfacer las necesidades básicas de una familia  en tanto que para el INDEC a noviembre de 2017 la Canasta Básica era de 16.027 pesos.

Los datos estadísticos suelen parecer sólo “números fríos”, sin embargo son un parámetro para conocer algunos aspectos que podrían estar cercanos a la “realidad”.

Para muchos de los trabajadores ocupados la única realidad es la falta de un salario que pueda – al menos en parte – soportar el proceso inflacionario. La negativa de algunas “patronales” de llamar a paritarias en el segundo semestre de 2017 dejó a los salarios por debajo de cualquier cifra cercana al verdadero valor de la Canasta Básica especialmente en nuestra región patagónica donde todo “siempre cuesta más”. Es entonces cuando podemos escuchar el reclamo de los trabajadores que aseguran con sobrados motivos que “el sueldo no alcanza”.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí