El delegado de APOPS (Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social) manifestó a La Portada su preocupación sobre la Reforma Previsional que impulsó el gobierno de Mauricio Macri y ya tiene media sanción del Senado. “Estamos hablando de un sistema que ya estaba frágil y estos nuevos incrementos lo van a dejar en la ruina; los jubilados están en peligro”, aseguró.

Argumentó en este sentido que “la Reforma Previsional es lo que nos afecta de inmediato pero son tres patas de una misma situación: la Reforma Impositiva lleva a las otras dos, porque todo lo que se intenta recaudar desfinancia a la Anses y la Reforma Laboral también por la precarización de los trabajadores”.

Sobre los puntos clave de la Reforma Previsional, destacó que “se bastardeó mucho el tema del 82 por ciento móvil”. Sobre este aspecto recordó que “en 2010 los diputados, que hoy son oficialistas y están tratando este vaciamiento a las jubilaciones, habían votado un 82 por ciento móvil al momento del cese, lo que significaba que uno iba a cobrar ese porcentaje de lo que hubiese sido su sueldo en actividad, y era móvil porque se iba a ir actualizando con el mismo sueldo del trabajador en actividad que desarrolla la tarea idéntica”. Como ejemplo de ello, planteó que “si un trabajador en actividad cobraba 10 mil pesos, el jubilado iba a cobrar 8200 pesos”.

Sin embargo apuntó que con esta Reforma Previsional, “el 82% de hoy estará garantizado en base al Salario Mínimo, Vital y Móvil, que es muchísimo menos y está sujeto a lo que el Ejecutivo Nacional disponga por intermedio del Consejo Nacional del Salario que se reúne cada muerte de obispo”. Al tiempo que contó que les ha ocurrido de tener el Salario Mínimo, Vital y Móvil congelado durante años, lo que también afectará, por ejemplo, al subsidio por desempleo, entre otras prestaciones.

Una cortina de humo

Armoa expuso que “hoy el Salario Mínimo, Vital y Móvil está en 8860 pesos, el 82% es 13.330 pesos, un poco más de lo que se paga hoy, que es 7246, así que estamos en el 81,7% del Salario Mínimo, Vital y Móvil”. De esta manera opinó que la Reforma Previsional “es una cortina de humo que se instaló para que a la gente le quede que se va a dar el 82 por ciento pero esto va a ser del Salario Mínimo, Vital y Móvil”.

Recordó que este último “se conformó este año y se estableció en 8860 pesos a partir de julio, se incrementará en enero a 9500 pesos y en julio de 2018 llegará a 10 mil pesos. Después de eso no tenemos ninguna previsibilidad de que el salario vuelva a aumentar, quizás quede ahí estacionado por dos o tres años más”.

Además aseguró que “se está estableciendo una quita de alrededor de 100 mil millones a la financiación de Anses”.

El delegado sindical sostuvo que para frenar esta reforma, “nos queda recurrir a la instancia judicial, pero hoy por hoy apelamos a la movilización de la comunidad porque la gente se está manifestando en contra de la ley. El gobierno puede aleccionar a los sindicatos, persiguiéndonos, pero la gente no se va a quedar en el molde”.

Por último, informó que este jueves a las 9.30 horas se brindará una conferencia de prensa en las puertas de la oficina de Anses, ubicada en 9 de Julio 790, para manifestar este rechazo a las reformas del Gobierno Nacional.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí