Cannabis medicinal: Asociación propone autocultivo

0
46

Así lo aseguró Federico Galván, presidente de Asociación de Cannabicultores de la Cordillera Chubutense, que nació a fines del año pasado ante la necesidad de los profesionales de la salud de obtener información sobre el aceite de cannabis que muchos de sus pacientes comenzaron a adquirir en El Bolsón o Chile sin control médico. Aseguró que un número significativo de familias y adultos acuden a su uso terapéutico como paliativo, anticonvulsionante o acompañamiento del dolor. También se conformó una Mesa Interdisciplinaria para trabajar sobre la Ley de Cannabis Medicinal, a la que aún Chubut no se ha adherido.

La Asociación de Cannabicultores de la Cordillera Chubutense se conformó en 2016 y hoy se encuentra integrada por más de veintiocho personas, entre médicos, padres y familiares de personas que consumen cannabis medicinal y cannabicultores.

Surgió a raíz de la necesidad que comenzaron a palpar los profesionales de la salud al recibir pacientes que compraban aceite de Cannabis en El Bolsón, Chile o Córdoba sin indicación médica y que desconocían cómo tomarlo. “Sabían que algunos de nosotros cultivábamos y que teníamos información para compartir, así que empezamos a juntarnos seguido y surgió la necesidad de formalizar esto y salir de la oscuridad”, contó Federico Galván, quien hoy preside la Asociación.

En mayo se realizó la primera marcha en Esquel bajo el lema “Basta de presos por cultivar”, que reunió a más de cien personas. También durante este año brindaron un taller de cultivo que tuvo una amplia participación. “La gente pide información, hay muchos mitos en contra, mucho desconocimiento y llegó el momento de organizarnos”, aseguró. Al mismo tiempo explicó que “la gente cree que el Cannabis cura todo y no es así, por eso junto a los doctores y la Universidad estamos trabajando en investigar sus alcances”.

De esta manera remarcó que tomar un aceite por tomar no sirve, sin control y seguimiento médico no tiene sentido porque no sabés qué cepa te sirve y cuál no, si hay avances o te sube la presión”.

Uso terapéutico

Galván también aclaró que el consumo del Cannabis “es terapéutico, no es recreativo o medicinal”, y agregó que a partir de esto la gente ha desmitificado el asunto al punto tal de cambiar su postura. “Por eso cada vez más gente nos convoca y nos pide información”, aseguró.

Señaló en este sentido que hasta el mismo Hospital Zonal de Esquel se encuentra sobrepasado de personas que quieren saber del tema y que los doctores quieren saber cómo administrarla. “Queremos que la gente entienda que es un tema de salud y que hay gente muy capacitada dispuesta a trabajar en esto, como otros que no porque estamos en un sistema médico muy corporativista y farmacológico que pisa fuerte pero que va a terminar coexistiendo con el Cannabis”, expresó.

 

Salir del clóset

Reveló que en la actualidad los adultos son los que más se están acercando al consumo de Cannabis y que menor prejuicio tienen. Por ello manifestó que se necesita que todos salgan del clóset, que salgan a la calle y den la cara ya que aseguró que “sin cultivadores no se podría hacer nada”.

Por su parte, Mirko Rojas, quien también integra la ACCC, destacó que “con poco se ayuda muchísimo, aún está todo por investigar, y defendemos el autocultivo porque hay más de quinientas cepas distintas. Cada paciente necesita una cepa diferente y es imposible que el Estado pueda proveer a toda la demanda. Hoy la gente lo hace ilegalmente pero está cultivando la cepa que le corresponde por un hijo, como también hay personas terminales que buscan no sentir más el dolor”.

Ambos cannabicultores contaron que todo su conocimiento sobre la temática lo adquirieron a través de internet, revistas y la propia comunidad. Asimismo aseguraron que su objetivo es que tanto la Universidad como el Hospital puedan hacer la certificación de lo que está tomando el paciente y así poder obtener un trabajo serio.

Galván si bien rescató que la comunidad en general tiene una gran aceptación sobre el tema, reconoció que aún “falta tiempo”. “Estamos organizados, hubo un gran avance pero nos vendría bien un poco de apoyo político. La ley ya está, es cuestión de implementarla, pero para esto necesitamos que la legislatura de la provincia adhiera a la ley nacional”, concluyó”.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here