Editorial: Que el festejo no impida la prudencia 

0

Tal como se preveía la temporada de turismo es todo un éxito en la Cordillera en un claro correlato con lo que sucede en diversos puntos del país.

Es que tanto la ciudad de Esquel como la vecina localidad de Trevelin, de acuerdo a los datos estadísticos que ofrecen las dependencias municipales, finalizaron el mes de enero con un 95% de ocupación.

La afluencia de turistas, quienes llegaron desde otros puntos de la provincia como así también del territorio nacional, reactivó a uno de los sectores más afectados en el inicio de la pandemia ocasionada por el Coronavirus en marzo de 2020.

Esta misma reactivación se trasladó, en parte, al sector comercial de la ciudad que encontró cierto “alivio” en la presencia de los turistas. No obstante se cree necesario contar con una buena temporada de invierno para hacer que el buen inicio del año se sostenga.

Las previsiones (o mejor dicho la imposibilidad de prever en materia económica) hacen pensar en que este año también será complejo, que la inflación no dará tregua.

Pensar a futuro, en un mundo que en materia sanitaria nos obliga a vivir día a día, resulta cuando menos aventurado. Si a ello le sumamos los vaivenes de la economía, que en Argentina suele  tener sorpresas poco gratas, prever y organizar son verbos que deben conjugarse con cautela.

Siempre es bueno festejar cuando las mejores previsiones se hacen realidad, pero también es importante ser prudentes, estar atentos y no perder de vista que la palabra “planificar” es de otro tiempo anterior a marzo de 2020 cuando el mundo – tal y como lo conocíamos – cambió quizás para siempre.      

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí