Diario La Portada conversó con Cristian Williams, un guía de pesca de Trevelin. Un hombre que conoce en detalle los múltiples espejos de agua y la calidad de la actividad en la Cordillera. Analizó la atípica temporada 2019-2020 y dejó en claro que en la zona sobra potencial. 

De arranque dijo que la contingencia sanitaria por el coronavirus, sin dudas, opacó el cierre de la temporada de pesca deportiva continental que durante los meses de verano había despertado un interesante movimiento en la región de la cordillera, con visitantes nacionales y extranjeros.

Señaló que “trabajamos muy bien” hasta mediados de marzo cuando fue implementado por DNU “el aislamiento social preventivo y obligatorio” para evitar la circulación del Covid-19. “Teníamos mucho turismo nacional e internacional”, manifestó.

Destacó que incluso un tiempo antes de la cuarenta ya se había decidió extender hasta el 31 de mayo el período habilitado para la práctica, puntualmente en Río Grande. “Eso era buenísimo para el conjunto de la zona, para los guías, prestadores y comerciantes. Pero después pasó lo del virus”, lamentó.  

Valoró asimismo las gestiones del intendente Héctor Ingram y secretario de Turismo, Juan Manuel Peralta, quienes “lograron reabrir” (en el también conocido como Río Futaleufú) la actividad el 20 de mayo únicamente para los residentes. Cabe recordar que la Dirección de Pesca Continental es la autoridad de aplicación y quien regula lo que refiere a los ecosistemas acuáticos de la provincia.

“Eso representó un alivio después de tantas semanas metidos en casa”, resaltó y no dudó en ponderar los atractivos que ofrece el “Pueblo del Molino” para los amantes de la pesca deportiva, una disciplina en franco crecimiento. “Es un punto neurálgico”, aseveró Williams.

Subrayó que a pocos kilómetros de distancia de Trevelin está Río Grande, el Parque Nacional “Los Alerces” y Lago Rosario, por ejemplo. “Quedarse en la localidad te permite ir moviéndote de un lugar a otro sin mayores complicaciones”, recalcó.

Reconoció que los ambientes acuáticos de la Cordillera despiertan un interés particular sobre todo en el mercado extranjero, indicando que “muchos vienen en búsqueda de las truchas nuestras porque para ellos son muy salvajes. En el resto del mundo están acostumbrados a otra cosa”.

Expectativas de cara al futuro

Por otro lado, mostró su optimismo de cara a la próxima temporada que arranca los primeros de noviembre y entendió que lógicamente todo estará supeditado a la contingencia epidemiológica que sacude al mundo hace largos meses.

“Ojalá sea buena”, deseó y confió que en lo personal está esperanzado. Entendió luego que la Argentina, precisamente la Patagonia, estaría bien posicionada ya que hasta el momento no se reportaron tantos casos positivos de coronavirus, en comparaciones con otros países.  

“Eso hará que seamos vistos como una posibilidad grande” en el mapa de la pesca deportiva, acotó en la entrevista concedida a La Portada. “De todas maneras habrá que ver cómo termina la pandemia”, completó Williams.    

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí