Están habilitados a trabajar pero no tienen mucho trabajo. Antes los llamados eran cada media hora como máximo, hoy lo son cada 1 hora y hasta han llegado a esperar más de 3 horas por un viaje. Desde la parada Ultra, donde trabajan siete taxistas, contaron a La Portada que por día realizan 10 viajes entre todos cuando se hacían entre 60 y 80. 

La situación es excepcional y no se cuestionan las medidas preventivas dispuestas por el gobierno nacional en pos del bienestar y la salud de todo el país. Sin embargo son muchos los sectores que se han visto afectados en su economía y que se la rebuscan para sobrevivir a esta emergencia sanitaria. Un ejemplo de ello son los taxistas, que si bien están acostumbrados a combatir a diario las crisis económicas, la inflación y la suba de precios, hoy viven una de las peores batallas.

La Portada consultó a los taxistas de la parada “Ultra”, ubicada en Avenida Holdich de esta ciudad, cómo están viviendo esta situación y cómo los afectado en su economía familiar. Cristian Daher, quien es uno de los choferes, relató a este medio que “la situación está muy complicada, la mayoría tiene este único trabajo y necesitamos meterle muchas horas para salir adelante”.

En este sentido señaló que “sale un viaje cada una hora, cuando lo normal es salir cada media hora como mucho, y tengo compañeros que han estado esperando más de tres horas por un viaje”.

El taxista explicó que las restricciones de compras en los supermercados por DNI ha hecho que bajaran mucho los viajes. “Nosotros trabajamos mucho con los supermercados, entonces al ir menos gente eso nos afecta, como así también nos desfavorece bastante el horario en que podemos trabajar porque antes teníamos muchas salidas los viernes y sábado por los boliches y los domingos por la misa”, relató.

No obstante aclaró que todos entienden la situación y que están de acuerdo con las medidas preventivas dispuestas por el gobierno nacional como provincial. “Trabajamos desde las 6 por el Hospital hasta las 20 horas”, informó.

Asimismo aseguró que cumplen con todas las medidas de higiene. “Tenemos alcohol y alcohol en gel en la parada y en los taxis, algunos usan barbijos y otros guantes aunque se complica un poco al manejar”, señaló.

Sólo se permiten dos pasajeros por taxi, además del chofer. Tratan de no permanecer en la casilla sino en sus autos. Hoy no tienen operador porque los llamados alcanzan a atendérselos ellos mismos y trabajan por orden de llegada.

Daher contó que en la parada son 7 taxistas así que en un día llegan a hacer entre 2 o 3 viajes por auto, salvo que alguno se canse y se vaya. “Nosotros estábamos haciendo entre 60 y 80 viajes por turno y ahora se hacen 10 en un solo turno”, apuntó.

Al ser consultado sobre si mermó la circulación de personas en las calles, el taxista respondió que “nosotros vemos mucho movimiento en la zona de los barrios y en el centro no tanto por los controles”. Mientras que comentó que los policías los paran para pedirle documento a los pasajeros.

Por último, el joven taxista expresó que “la situación está muy complicada, estamos trabajando y al menos salimos un poco de nuestras casas para distraernos pero no hay mucho trabajo así que estamos bastante mal”.  

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí