Natalia Williams es técnica en gestión ambiental y tiene su propio emprendimiento conocido como “Creaciones Natuska” donde realiza rosas, mariposas, cuadros, centros de mesa, vasos y muchas cosas más a través del reciclado de materiales. Para ella los residuos son su materia prima y les da una nueva vida útil. “Con poco se puede hacer mucho”, aseguró.  

Comenzó a reciclar como un pasatiempo, aprovechando todas las cosas que tenía en su casa y mirando tutoriales en internet. “Fui innovando un poco lo que tengo y con lo que tengo empecé a preguntarme qué hacer, así que en base a eso surgió la idea de ir creando cosas”, confió Natalia Williams, emprendedora de Creaciones Natuska en diálogo con La Portada.

Detrás de su casa armó su propio taller donde realiza el acopio previo de diferentes materiales: botellas plásticas, tapitas, cartones, entre otros. También recurre mucho a los Puntos Limpios, al Ecocanje de la ciudad y tiene amigos que le juntan cosas.

La gente tristemente lo llama basura pero para mí es materia prima y le doy una segunda vida o una nueva vida útil”, destacó.

Natalia recicla desde pequeña. Siempre fue de crear cosas y darle alas a su imaginación. “Cuando era niña trabajaba con yeso y cartulina. Si bien hay muchas cosas que me gusta hacer, hoy trato de hacerlo con material reciclado. Uno puede comprar cartulina, goma eva o papel, que son cosas divinas, pero el mismo uso se lo doy a las láminas de plástico de las botellas”, explicó.

En este sentido sostuvo que “no compito con nadie, el material lo encuentro en todos lados y con eso hago infinidad de cosas”. Hoy lo que más elabora son rosas y mariposas. “Las calcás en la lámina de las botellas y después las pintás con esmalte de descarte”, precisó. 

La emprendedora también contó que fabrica centros de mesa, suvenir para eventos, marcos para cuadros grandes, vasos, letras de telgopor y muchas cosas más que van surgiendo o le van proponiendo. “Siempre se puede seguir aprendiendo y uno lo hace todos los días, pero trato de trabajar en base a lo que tengo o sé que puedo conseguir. Trato de no comprar nada, sólo pinceles, pintura y tijeras”, expresó.

Asimismo Natalia fue convocada por la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Trevelin para dictar un taller de flores con reciclado para adultos. Para mayor información comunicarse al 2945-599548. “La gente se copa y yo sigo aprendiendo porque uno se va nutriendo de los saberes de las personas”, valoró.

Sin embargo la emprendedora aclaró que no vive de esto y que con lo que vende compra las pinturas para las rosas. “Yo siempre digo que la basura para unos, es el tesoro para otros”, destacó.

En tanto enfatizó sobre la importancia de separar los residuos en origen. “A mí me gusta concientizar a la gente en este sentido porque yo, por ejemplo, utilizo botellas y no me sirve que estén engrasadas, rotas o con cosas adentro. Además esto merma el relleno sanitario y les da mejores condiciones a las personas que hacen el trabajo en la Planta y que meten la mano donde no lo haría nadie. Yo los felicito y saludo por el trabajo que hacen”, resaltó.  

Por último Natalia invitó a los vecinos a conocer sus productos en su página de Facebook Creaciones Natuska. “Uno aprende todos los días, la primera rosita que hice la amé pero no estaba buena. Se fue puliendo, perfeccionando y ahora ya sé qué hacer y qué no. De todo se puede hacer algo lindo, es cuestión de práctica e imaginación”, finalizó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí