No poco malestar generaron las palabras del presidente Alberto Fernández respecto de la posibilidad de avanzar con el desarrollo de la actividad minera en nuestra provincia. “Logramos que en la meseta de Chubut se explote oro y plata”, aseguró durante el almuerzo de fin de año de la Asociación Empresaria Argentina el cual tuviera lugar días atrás. 

El titular del Ejecutivo nacional consideró que la “minería es un tema primordial” destacando que “en Mendoza logramos que salga una ley para que se involucre en la explotación minera y en Chubut hemos logrado que en la zona de la meseta podamos explotar oro y plata. Allí está nuestra riqueza y eso es abrirnos al mundo con inteligencia”, remarcó durante su discurso ante los empresarios.

Contrarios a la posición adoptada por el primer mandatario los habitantes de Mendoza exigieron que el gobernador Rodolfo Suárez no promulgue la modificación a la ley que prohibía el uso de sustancias tóxicas en la minería. Vecinos, productores y ambientalistas protagonizaron una masiva movilización hasta la Casa de Gobierno para expresar esta exigencia a las autoridades de esa provincia.

Y anoche se conoció la información del envío a la Legislatura, previsto para el próximo lunes, de un proyecto para derogar la ley minera. “La licencia social no existe en la provincia de Mendoza”, afirmó Suárez tras las manifestaciones populares y prometió “escuchar a los mendocinos”.

En Chubut las señales de alarma mantienen alertas a los vecinos que rechazan la actividad minera no sólo en el Cordillera, sino también en otras regiones. “La Meseta no es zona de sacrificio”, aseguran. La histórica marcha del pasado jueves en Esquel, que tuvo correlato en otras ciudades, muestra con claridad la posición de los habitantes de Chubut respecto del rechazo a la minería.   

Es justo mencionar, además, que la posición adoptada por los vecinos de Esquel es sostenida por el Ejecutivo Municipal cuyo titular Sergio Ongarato envió – recientemente- una nota al Gobernador recordándole la decisión reflejada en el Plebiscito de 2003.

Pese a ello los vecinos refuerzan su lucha en contra de los emprendimientos mineros y en defensa de la ley que prohíbe llevarlos a cabo en el territorio provincial. Esquel dice, desde hace años, que “No es No” y eso debe ser tenido en cuenta por todos los funcionarios de los tres niveles del Estado (municipal, provincial y nacional).

La voluntad del pueblo no puede ser avasallada por intereses mezquinos que sólo beneficiarán a las grandes empresas mineras e hipotecarán el futuro de las próximas generaciones. Ayer, hoy y siempre “No es No”.             

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí