La obra comenzó hace cuatro años, pero la empresa que se encuentra a cargo aún no firmó su finalización. Son cien las familias del barrio Don Bosco que hoy no cuentan con el servicio de gas a pesar de que tienen el nicho frente a sus casas y las instalaciones hechas. La llegada del invierno los preocupa y por eso exigen una rápida solución. Ya presentaron el reclamo pero todavía no han obtenido respuestas.

La presidenta de la Junta Vecinal del barrio Don Bosco, Julia Catriman, contó en diálogo con La Portada que se encuentran esperando que la empresa Pasquini Construcciones firme el final de obra para que más de cien vecinos puedan contar con el servicio de gas. “No sabemos cuál es el problema, algunos dicen que no hay plata, pero estamos a la espera de que nos habiliten las conexiones de gas”, explicó.

Señaló en este sentido que “somos más de cien vecinos los que estamos esperando el final de obra para tener el gas en nuestros hogares porque tenemos el nicho pero nos falta eso”.

Asimismo comentó que la empresa Pasquini Construcciones se encuentra hace más de cuatro años trabajando en esta obra que pertenece al Programa Mejoramiento de Barrios (ProMeBa). “Ya tendríamos que tener la obra finalizada, hoy hay gente que tiene las instalaciones hechas en su casa pero falta el final de obra y no saben qué decirnos. No nos dan una respuesta y no saben a quién echarle la culpa”, expresó.

La vecinalista sostuvo que ya está terminando el verano y todavía no han recibido ninguna respuesta por parte de la empresa ni el municipio. “Todavía no se acercó nadie a hablar con nosotros, si seguimos así vamos a tener que salir a la calle a quemar gomas o hacer algo porque ya estamos cerca de que empiece el invierno y el costo de las garrafas es bastante alto y con el tema del hantavirus nadie quiere tener leña”, manifestó.

 

Preocupación por el desempleo

Otra de las grandes problemáticas del barrio es la falta de trabajo. Catriman aseguró que son muchos los vecinos que hoy no cuentan con una salida laboral y que en su mayoría son jóvenes. “Todos los días van a la sede a pedir vicios pero yo no cuento con eso porque el municipio no nos da nada”, apuntó.

Por último se mostró preocupada por la cantidad de basura que se acumula en el barrio. “Nadie la pasa a buscar”, remarcó. También indicó que quedaron pendientes los gaviones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here