Tras entregar doce nuevo microcréditos a vecinos de diferentes barrios de la ciudad, el intendente Sergio Ongarato confirmó que realiza gestiones ante el Gobierno Nacional para actualizar los montos que cada adjudicatario percibe por el programa de mejoramiento habitacional.

“Estamos hablando con funcionarios de la Secretaría de Vivienda y Habita para ver si podemos modificar los montos”, anticipó el mandatario municipal y explicó que las gestiones responden a la escalada inflacionaria registrada en el transcurso de los últimos meses.

Si algo conoce en profundidad el intendente es el rubro de la construcción y la arquitectura. “Con la inflación no puede adquirirse la misma cantidad de materiales que antes”, precisó.

Cabe recordar que cada microcrédito es de 15 mil pesos y que un vecino puede solicitar hasta tres.

A la fecha se otorgaron cerca de 1500 y resta una segunda mitad, que se proyecta completar el año próximo.

“Hay muchas personas que mejoraron su calidad de vida, a veces con pequeñas cosas, desde arreglos en casas, pasando por la reparación de un techo, hasta conectarse a un servicio”, destacó.

Explicó que se implementa a partir de las últimas entregas un nuevo sistema de control sobre la rendición de cuentas.

El beneficiario va a los comercios, ahí dan un presupuesto, hacen la facturación y retiran los materiales. Después el municipio paga al local”, señaló.

“La gente es libre de hacer lo que necesite dentro de la vivienda. Pero el pago se efectúa directamente desde la Municipalidad al comercio que hizo la venta de los materiales”, añadió, precisando que al sector comercial ingresaron de momento cerca de 22,5 millones de pesos.

Con vecinos del Borquez por el gas

A los pocos minutos de firmar el convenio con los beneficiarios de los microcréditos, Ongarato mantuvo una reunión con vecinos del Cañadón de Borquez quienes le plantearon la situación que atraviesan con la falta del servicio de gas.

Junto al secretario de Obras Públicas, Alejandro Wengier, el intendente repasó las gestiones que se hacen ante Nación y las obras del gasoducto cordillerano que permitirían ganar 22 mil conexiones nuevas para diferentes localidades de la región patagónica. Poco más de mil familias serán alcanzadas.         

“Los microcréditos son, entre otras cosas, para conexiones domiciliarias de servicios como el gas por ejemplo. También hemos tenido una conversación con gente de Nación que vendría a la ciudad con alguna posibilidad crediticia para que los vecinos hagan frente a la instalación”, contó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí