Según datos aportados por la concejal de Cambiemos Fabiana Vázquez a diario La Portada, entre sesenta y ochenta establecimientos producen residuos patológicos en la ciudad por una cantidad total que rondaría los 12 mil kilógramos al mes.

Una empresa está encargada del transporte hasta la Costa para su posterior disposición final.

Ni bien asumió su función en el Honorable Concejo Deliberante (HCD), Vázquez comenzó a indagar seriamente sobre lo que ocurre con los residuos peligrosos en Esquel. Generación, manipulación, transporte, tratamiento y disposición final. El tema le quita el sueño.

“Estamos hablando de una cuestión de salud pública”, le dijo a este medio antes de una entrevista.

La mesa está repleta de documentación, expedientes, proyectos y planillas Excel (aplicación de hojas de cálculo que para los chubutenses pareciera ser mala palabra a raíz de los casos de corrupción que involucran a ex funcionarios).

“Tenemos entre sesenta y ochenta instituciones que generan unos 12 mil kilógramos al mes”, reiteró acompañando la frase con un gesto de preocupación.

Precisó la edil que el Hospital Zonal, por supuesto, es el mayor generador de residuos patológicos. El amplio listado incluye también a las distintas clínicas, consultorios privados, veterinarias, farmacias, centros de salud de los diferentes barrios, centro de hemodiálisis, casa de tatuajes y hasta los pacientes que deben someterse a tratamientos domiciliarios.

Explicó que una empresa tiene a su cargo la recolección y el traslado (a través de un vehículo acondicionado especialmente) de toda la “basura” hacia la Costa chubutense para que un tercero complete el proceso.

El presupuesto que afronta cada unidad sanitaria por el transporte varía de acuerdo al volumen pero en algunos casos el costo es realmente significativo.

Recordó que cada tanto el personal de la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos (PTRSU) encuentra esta clase de materiales entre miles de bolsas. Aquí marcó un dato que no es menor: la concientización social y el foco en el uso correcto.

Hay gente (pacientes domiciliarios por ejemplo) que no sabe cómo manipularlos”, señaló.

Emprendimiento en la Planta

Destacó luego que un grupo de emprendedores tiene en mente instalar en la PTRSU un sistema de autoclave y cámara de frío. El Ministerio de Medio Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable tiene que evaluar la propuesta y ver si cumple con lo establecido por la Ley N ° 24.051, que fija requisitos claros para  la generación, manipulación, transporte y tratamiento.

“Apunto es instalar un autoclave en Esquel”, aseguró convencida, sabiendo además que deberá lidiar con intereses fuertes en el camino.

Este proyecto podría ser bien visto sobre todo en las clínicas ya que permitiría ahorrar -bastante- dinero que hoy sale en concepto de transporte. Subrayó que de concretarse (lógicamente después de cumplir con los requisitos y obligaciones correspondientes) supone empleo para varios vecinos.

“La intención es trabajar para poder llegar a tener lo que necesita Esquel”, manifestó y agregó que un autoclave sería un servicio para nada menor a nivel comunidad. “Posibilita la creación de empleo y, al mismo tiempo, representa una solución al impacto ambiental y a lo que genera lo patológico”, completó.

Datos y cifras de la OMS

Puede definirse rápidamente a los residuos patológicos como los materiales de descarte producidos en unidades sanitarias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) “calcula que de todos los residuos generados por las actividades de atención sanitaria, aproximadamente un 85% son desechos comunes, exentos de peligro. El 15% restante se considera material peligroso que puede ser infeccioso, tóxico o radiactivo”.

La OMS afirma que “según las estimaciones, se administran cada año en el mundo 16 000 millones de inyecciones, aunque no todas las agujas y jeringas son eliminadas correctamente después de su uso. En algunas circunstancias, los desechos sanitarios se incineran, lo que puede dar lugar a la emisión de dioxinas, furanos y otros contaminantes atmosféricos tóxicos”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí