La Cámara de Diputados de la Nación otorgó la media sanción al proyecto de Ley de Despenalización del Aborto con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención tras una sesión de casi 24 horas a la que muchos consideraron histórica.

El proyecto, que generó un importante debate dentro y fuera del recinto con una importante participación de jóvenes y adolescentes, garantiza el derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo con el solo requerimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana catorce  inclusive del proceso gestacional. Considera que toda mujer tiene derecho a interrumpir su embarazo si éste fuera producto de una violación, si estuviera en riesgo la vida o la salud física, psíquica o social de la mujer y o si existieran malformaciones fetales graves. La mujer o persona gestante, de acuerdo al proyecto de Ley, tiene derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo en el sistema de salud en un plazo máximo de cinco días corridos desde su requerimiento.

También prevé que el sector público de la salud, las obras sociales y todos aquellos agentes y organizaciones que brinden servicios médico-asistenciales a sus afiliadas o beneficiarios  (independientemente de la figura jurídica que posean) deben incorporar la cobertura integral de la interrupción voluntaria del embarazo.

Los senadores tendrán ahora la responsabilidad de convertir este proyecto en Ley con una sanción definitiva, de modificarlo y también de rechazarlo.

La despenalización del aborto, como algunos otros temas, genera opiniones encontradas en la sociedad argentina. Sin embargo esa división – entre quienes apoyan el proyecto y entre quienes lo rechazan – no se puso de manifiesto dentro del recinto con insultos o agravios.

Quienes tuvieron la oportunidad de estar en el lugar destacaron el nivel que logró alcanzar el debate en la Cámara de Diputados y el respeto con que fueron escuchadas las intervenciones. De ese mismo elevado nivel de debate y de respeto deberíamos estar hablando tras la votación de los senadores más allá de los resultados. El tema y una sociedad que ha dado muestras – sosteniendo y defendiendo una u otra postura- merecen ese debate serio, responsable y respetuoso.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí