Días atrás las integrantes de la feria de La Trochita y Cáritas presentaron en la Banca del Vecino un proyecto para que el municipio regularice las ferias populares. Piden mayores condiciones de seguridad e higiene. La concejal de Cambiemos, María Eugenia Estefanía, les informó el martes pasado que le realizó algunas modificaciones al escrito y que sólo falta el consenso del resto de los bloques. Las feriantes esperan que se apruebe antes del receso invernal.

Más de trescientas personas se encuentran viviendo de las ferias populares pero la llegada del invierno y la falta de un espacio cerrado han afectado las ventas. Marcelo Cirilo, feriante de La Trochita, contó a La Portada que “las ventas han bajado mucho y eso nos preocupa porque muchas familias viven de esto”. Por eso insistió en la necesidad de contar con un lugar que les permita trabajar y a su vez estar resguardados del frío, la nieve y la lluvia.

Los vecinos también reclaman hace más de un año mejores condiciones de trabajo en cuanto a seguridad e higiene. Por este motivo días atrás hicieron uso de la Banca del Vecino junto a Sonia Correa, de Cáritas, y presentaron un proyecto para que el municipio regularice el funcionamiento de las ferias populares. El mismo hoy se encuentra bajo tratamiento en la comisión que preside la concejal de Cambiemos, María Eugenia Estefanía, quien ayer citó a las feriantes para informarles sobre algunos cambios realizados, más que nada técnicos, y que sólo faltaría el consenso de sus pares para avanzar en su aprobación. En principio no se les cobraría un canon por el puesto pero sí se les propuso que la comisión organizadora creara un fondo para el mantenimiento de los baños químicos. Estefanía también se comprometió a hablar con el secretario de Ambiente, Daniel Hollman, para que les facilitara un contenedor en los próximos días.

“La necesidad es urgente”

Sonia Correa, representante de Cáritas, manifestó a La Portada que la concejal “nos hizo algunos aportes desde lo legal pero la verdad que esto se dilata y las chicas están angustiadas y desanimadas porque necesitan de manera urgente un lugar con mejores condiciones para hacer su trabajo”.

Desde Cáritas decidieron acompañar a las feriantes en su reclamo como así lo hace la organización en el resto del país. “Vamos a acompañarlas en su organización interna y en cómo mejorar sus condiciones de trabajo”, aseguró.

Por último señaló que las feriantes “necesitan un espacio y no pueden esperar más”. De esta manera insistió en la necesidad de que el proyecto sea aprobado antes del receso invernal, para el cual ya queda muy poco.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí