La semana pasada tuvo gran repercusión a través de las redes sociales, la terminación de una de las plazoletas que se están renovando en Avenida Ameghino y Brun, en la que una rampa para personas con discapacidad había sido bloqueada con la construcción del cordón.

Un vecino se percató de este hecho y tomó unas fotografías que inmediatamente se viralizaron en distintas redes sociales, despertando innumerables críticas y comentarios. Horas después de esa publicación, personal de Obras Públicas municipal, subsanó el error.

Al respecto, el Secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Alejandro Wengier señaló en diálogo con La Portada, que ese hecho se trató de “un error como cualquier otro”, remarcando que el mismo “fue subsanado horas después de que se viralizó la foto”.

El funcionario explicó que en muchos casos el cordón es existente con anterioridad a la obra y hasta que no se corta el hormigón, las rampas quedan tapadas. “Cuando hacemos las rampas y las empresas que están contratadas no tienen cortadoras de hormigón, se da esta circunstancia”, aseguró.

“Los operarios, durante esta gestión hicieron más de 2 mil metros lineales de cordón y se viraliza una situación en la cual se pudieron haber equivocado en un metro”, lamentó Wengier y al mismo tiempo aseguró que “en Esquel hay cuestiones más graves o más preocupantes que estas”.

Asimismo afirmó que lo que más le preocupa es que esos espacios “estén en condiciones para la gente que los necesita porque es un punto de accesibilidad, tanto para quien tiene algún problema de movilidad, como para las mamás que salen a pasear con sus bebés”.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí