El ciclista ganó, recientemente, la carrera Esquel – Gualjaina y ya se prepara para participar de otras competencias en la región y en el exterior. Asegura que el ciclismo “es un estilo de vida”. Y si bien aún cuenta con mucho tiempo para participar de carreras ya comenzó a visualizar su futuro deportivo dirigiendo grupos de entrenamiento.

La ciudad de Esquel se caracteriza – entre muchas otras cosas – por contar con deportistas de excelente nivel en las diversas disciplinas. Muchos hacen un doble esfuerzo porque deben entrenar, realizar su trabajo cotidiano y dedicar tiempo a la familia sin cuyo apoyo sería muy difícil participar de  competencias que los alejan, en algunas ocasiones, algunos días de la ciudad.

Este es el caso de Marcos Aga para quien el ciclismo ya es una forma de vida y en esta entrevista con La Portada  repasa sus inicios deportivos y adelanta los desafíos que asume en este 2018.

La Portada: ¿Cuándo comenzó la práctica del ciclismo?

Marcos Aga: Corro desde los 10 años. En esa época se hacían carreras en la zona de la Laguna La Zeta y allí participábamos casi todos los fines de semana. Luego me fui a Trelew con mi familia y dejé un poco la bicicleta para comenzar a jugar al futbol. En 2001 volví a Esquel y a correr nuevamente.

L.P: ¿Cuánto tiempo le dedica al entrenamiento?      

M.A: Entreno dos horas y media por día. Y me tomo un día libre durante la semana.

L.P: ¿Realiza alguna actividad física complementaria para mantenerse en forma?

M.A: En invierno me gusta mucho salir a correr a la montaña y un poco de gimnasio. Hace más de un año que no voy a pileta. También trato de cuidarme en las comidas aunque no es algo fácil. La alimentación es parte del entrenamiento así que trato de cuidarme.

L.P: ¿Cómo se combina el trabajo, entrenamiento, la familia y el tiempo que se dedica a participar de competencias?

M.A: Hace diez años que trabajo de mecánico. Y también es un esfuerzo de la familia por el tiempo que le dedico. Cuando me preguntan qué es el ciclismo para mí siempre digo que ya es un estilo de vida. Gracias a la familia que me hace el aguante trato de acomodar los tiempos.

L.P: ¿Cómo se maneja el aspecto económico?

M.A: Para mí el aspecto económico es una motivación porque participar de una buena carrera a veces queda lejos. Y saber que se tiene un apoyo extra al trabajo es una motivación. Siempre digo que mientras pueda bancar desde lo económico participar en carreras seguiré en esto. Hay carreras en las que haciendo podio se recupera casi un sueldo.

L.P: ¿Tuvo apoyo de la ciudad para participar de competencias?

M.A: Yo no me pudo quejar: siempre que presenté becas – siendo mucho o poco – me la dieron. El Fondo de Desarrollo Deportivo siempre me dio una mano  más allá del político de turno. Y siempre que presenté una nota para pedir colaboración para gastos de combustible me lo han dado. En lo que se pudo siempre me ayudaron. Por otro lado es raro que algún empresario privado apueste por el deporte. Yo corro, desde hace cuatro años para la marca nacional Colner que me proporciona la bici y la ropa. Es el sueño de todo corredor representar a una marca y yo tuve esa posibilidad luego de ganar en 2014 la carrera de Río Pinto (Córdoba).

L.P: ¿Cuál fue la carrera ganada que le brindó mayor satisfacción?

M.A: Fue, sin duda, la de Río Pinto. En esa carrera largaron 5.100 corredores y ganar la General fue hasta una sorpresa porque había corredores profesionales de Europa. Cuando llegué me dijeron que había hecho el mejor tiempo en la General y luego había que esperar que llegaran las otras categorías para ver si me quedaba con la carrera. Este año- si Dios quiere – vamos a estar nuevamente en esa carrera hacia fines de abril.

L.P: ¿En qué carreras tiene previsto participar este año?

M.A: Recientemente gané la Esquel – Gualjaina que era una de las carreras que me faltaba ganar. En diciembre hice una pre temporada corta y me mantuve arriba de la bici para llegar en mejor estado físico y por suerte se dio. Estoy muy contento de poder poner mi nombre en todas las carreras de la zona. El otro objetivo es ser parte de la Doble Lago Futalaufquen que es una de las carreras que más me gusta. Voy a tratar de defender el título obtenido el año pasado. También me invitaron a correr una carrera de ruta en Chile que tiene cuatro etapas y trataremos de estar ahí.

L.P: ¿Cómo imagina su futuro deportivo?

M.A: Tengo un hijo de 6 años que está loco por la bici y aunque falta mucho sería uno de mis sueños que él pudiera correr. También creo que hasta los 42 años puedo estar en un buen nivel para pelear una General. Después se podrá participar en la categoría correspondiente. Me gusta, además, la idea de armar un grupo de entrenamiento. Hay chicos a los que les hago planes de entrenamiento y eso me entusiasma mucho.

L.P: ¿Qué consejo brindaría a los jóvenes que desean incursionar en el ciclismo?

M.A: Lo primero que tienen que hacer es estudiar y  ejercer una profesión. El ciclismo, aunque es un deporte que se practica en equipo, termina siendo individual. Es un deporte muy sacrificado por el que se tienen que dejar muchas cosas de lado especialmente lo personal. Hay que estar dispuesto a hacer ese sacrificio de entrenar y no hay que bajar los brazos porque los logros llegan.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí