Por Crhistian F. Pasquini – Abogado Concejal de ChST – Esquel

En estos días en que el Secretario de Hacienda Municipal de Esquel habla de un presupuesto flaco, sin embargo NO se ha advertido localmente con la importancia y gravedad que tiene, algo que parece lejano a los esquelenses y los chubutenses pero que nos afectará directamente, haciendo que tengamos en el futuro un presupuesto aún más flaco, en caso de prosperar: un reclamo de la provincia de Buenos Aires en la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el denominado: Fondo del Conurbano.

De prosperar el reclamo de la Gobernadora Maria Eugenia VIDAL (Cambiemos) en nombre de la Provincia de Buenos Aires en la C.S.J.N., el resto de las provincias se verán perjudicadas porque deberían ceder fondos coparticipables para compensar al mayor distrito de la Argentina.

El reclamo en la C.S.J.N. cuenta con el giño del actual Presidente de la Nación, Mauricio Macri (Cambiemos) que hace unos días manifestó que los gobernadores que deberán “acatar lo que la CSJN decida”.

Dentro del peor escenario nuestra Provincia Chubut podría resignar unos $ 1.300 millones respecto al actual esquema, ello si finalmente la C.S.J.N. decide que el Fondo del Conurbano se destine sólo para Buenos Aires eliminando el tope de $ 650 millones establecido por la ley 24.621 y que la Gobernadora Maria Eugenia Vidal ha judicializado planteando su “inconstitucionalidad”.

En tiempos en que las políticas nacionales favorecen claramente a Capital Federal y a la Provincia de Buenos Aires en detrimento de las Provincias del Interior, en especial la Patagonia, el reclamo judicial de prosperar significará un nuevo golpe a los intereses de los Chubutenses. Es el equivalente a la construcción de 1500 casas o 50 escuelas por año aproximadamente para dar un ejemplo que nos muestre la magnitud de la cifra que Vidal pretende arrebatar a Chubut.

Como bien se han expresado las diferentes administraciones provinciales la cuestión planteada por la Gobernadora de Buenos Aires debe resolverse en el Congreso de la Nación con una nueva Ley de Coparticipación y no a través de la Justicia y quizás sea en ese lugar donde sea el momento de recuperar el porcentaje de coparticipación cedido en el Acuerdo Fiscal firmado en el año 1987 (Luego convertido en Ley 23.548) durante el Gobierno del entonces Gobernador Atilio Viglione a cambio de obras prometidas que nunca llegaron.

Un solo dato estadístico del perjuicio de aquella resignación durante el Gobierno Provincial Radical por obediencia debida al Gobierno Nacional de entonces: Hoy la Provincia de Formosa con una población similar a Chubut percibe casi el doble de coparticipación, o la Provincia de Santa Cruz con la mitad de población que Chubut percibe lo mismo, claros ejemplo que la resignación efectuada a partir del 01/01/1988 nos ha perjudicado claramente como Provincia.

Entiendo que independientemente de las cuestiones partidarias y las posiciones ideológicas, y de las chicanas políticas en época de campaña, debemos estar atentos a estos temas que son transcendentales para los Chubutenses, evitando caer en la tentación de las cortinas de humo que se lanzan para no discutir los mismos, sabiendo claramente que la única forma de lograr un nuevo Acuerdo Fiscal, una Reparación Histórica y Acuerdo Fiscal más justo y equitativo para nuestra Provincia es a través de una nueva Ley del Congreso de la Nación y para ello se necesitará de legisladores que defiendan a rajatabla únicamente los intereses de los Chubutenses sin compromisos ni obediencia debida a nadie más que a los que les darán mandato Constitucional para que los representen en el Congreso de la Nación: los chubutenses.

Que, así sea.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here