La abogada de la familia Maldonado adelantó a La Portada que se encuentra analizando denunciar penalmente al Juez Federal Guido Otranto por ocultar pruebas e información que recibe del Ministerio de Seguridad de la Nación en el marco de la investigación por la desaparición forzada de Santiago.

La Dra. Verónica Heredia repudió que el Juez Federal Guido Otranto no los haya dejado presenciar el allanamiento realizado este lunes en el Pu Lof en Resistencia de Cushamen. “Es una clara denegación de la justicia, un abuso de autoridad, una revictimización a la víctima e impidió las mínimas garantías judiciales”, aseguró.

De esta manera señaló que “este es un hecho más que demuestra que el juez no puede estar a cargo ni siquiera de la causa del Habeas Corpus”, y planteó que “se tendría que apartar de la investigación sobre todo después del reportaje que salió en un medio privado donde habla que “la hipótesis más razonable es que Maldonado se ahogó”.

Al respecto, la letrada manifestó desconocer por qué Otranto afirmó esto de manera ofensiva y dolorosa para la familia; es inhumano e ilegal y por eso estamos evaluando denunciarlo penalmente”.

Además sostuvo que el juez “está ocultando pruebas y está para ser denunciado penalmente, porque se está reuniendo con una de las partes, que no debería serlo, que es el propio Ministerio de Seguridad, que le aporta información que oculta a la familia”.

“La fiscal parece la abogada de Gendarmería”

Con respecto a la labor de la fiscal Silvina Avila, Heredia manifestó que “tuvo la causa veinte días en secreto de sumario sin poder ver qué estaba realizando y a la fecha no tenemos resultado de nada así que lo que hizo es negar información”. Mientras que confió que “en las audiencias parece la abogada de Gendarmería porque cada vez que yo le hacía una pregunta a los gendarmes, ella se oponía así que estamos evidenciando una denegación de justicia”.

Seguidamente indicó que los testimonios de los gendarmes dan cuenta de “la veracidad de los dichos, desde el 1° de agosto, de la comunidad y la gente que denunció la brutalidad con que había ingresado Gendarmería al Pu Lof, como también que llegaron hasta el río y que hubo disparos”. De esta manera resaltó que “todo esto está corroborado por los dichos de los diecinueve gendarmes que declararon desde el martes hasta el sábado y por las evidentes contradicciones de uno con otro que demuestran complicidad”.

Por último, advirtió que “recusaremos a todos los jueces y fiscales que sean necesarios hasta que tengamos una investigación seria, imparcial y pronta”.

SERGIO MALDONADO

“A Santiago se lo llevó Gendarmería”

El hermano del joven desaparecido aseguró que “la única hipótesis válida en la causa es que Gendarmería se llevó a Santiago” y que como prueba de ello tiene los testimonios de la comunidad mapuche del Pu Lof en Resistencia Cushamen. De esta manera desestimó la declaración del Juez Guido Otranto respecto del ahogamiento de Maldonado en el río y aseguró que esto prueba una vez más que debe ser apartado de la investigación.

A cincuenta días de la desaparición de Santiago Maldonado, el Juez Federal Guido Otranto ordenó rastrillar el lunes pasado las tierras donde vive la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen con el fin de buscar algún rastro del joven.

Del operativo participaron efectivos del Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF), del Grupo Albatros de la Prefectura Naval y personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Sin embargo no hubo resultados positivos y sólo resultó detenida una mujer de la Lof, identificada como Elizabeth Loncopan, por supuesta “desobediencia”.

Cabe recordar             que Santiago fue visto por última vez el 1 de agosto durante la represión que realizó Gendarmería para desalojar la protesta que mantenían los integrantes de esa comunidad en la ruta 40.

Sergio Maldonado, hermano del joven desaparecido, sostuvo que el rastrillaje a la comunidad mapuche “no tenía ningún sentido, fue para la tribuna y claramente no fue para buscar a Santiago”. Al tiempo que apuntó que “lo tienen que buscar en Gendarmería, que es quien se lo llevó porque no hay otra hipótesis como dijeron”.

De esta manera desechó la declaración que realizó días atrás el Juez Federal de Esquel, Guido Otranto, en una entrevista a La Nación donde planteó que “la hipótesis más razonable es que Maldonado se ahogó”. Opinó en este sentido que “fue totalmente desafortunado porque qué pruebas tiene de ello”, y argumentó que lo que él dice se basa en lo que contaron los testigos.

Frente a esto y las irregularidades que fueron detectando en el transcurso de la investigación, aseveró que el pedido de recusación al juez “es válida”, y anticipó que el jueves viajarán a Comodoro Rivadavia para reafirmarlo.

Asimismo aseguró que “quedó demostrado que el juez no está para ayudarnos ni defendernos a nosotros, sino todo lo contario, responde a intereses del gobierno”.

“Todo es un atropello”

El juez Guido Otranto no permitió la presencia del Defensor Federal Fernando Machado, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos ni de Sergio Maldonado en el allanamiento realizado el lunes pasado en la comunidad mapuche. “Fue una clara muestra de poder y autoritarismo. Están haciendo todo lo que no hay que hacer para encontrar a Santiago porque no van donde tienen que ir y lo van a buscar a otro lugar”, expresó el hermano de Santiago.

Asimismo señaló que “ya entraron por cuarta vez a la Lof, no sé qué buscan, vimos gente haciendo rastrillajes con perros cuando esto se tendría que haber hecho hace mucho. Es todo un atropello a nosotros, no hay respeto”.

Por último, Sergio volvió a pedir, como lo viene haciendo hace cincuenta días, que su hermano Santiago aparezca cuanto antes y con vida.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here