Editorial: Ricardo Parisi, amonestación con sabor a nada

0
772

En el marco de una nueva sesión especial del Honorable Concejo Deliberante de Esquel los ediles, con votación 6 (Cambiemos) a 4 (FpV, ChuSoTo, FVE), decidieron “amonestar” al concejal suplente del bloque oficialista Ricardo Parisi.

La amonestación, que en realidad sólo supone un llamado de atención, surgió de la votación en el recinto tras la investigación originada por los dichos discriminatorios del edil hacia Graciela Avilés presidenta del Consejo de la Mujer en la sesión del pasado 14 de abril.

Parisi no tuvo reparo en decir “soy blanquito”, agradecer a Dios no tener “sangre ni mapuche ni tehuelche” y calificar a los integrantes de los pueblos originarios como “negros de mierda”. Sin embargo los ediles del bloque Cambiemos no consideraron que tales expresiones fueran lo suficientemente agraviantes para destituir al concejal suplente quien tendrá la posibilidad, una vez superado el período de receso invernal y ante la ausencia de un edil, de ocupar su banca.

Es destacable que el hecho – que alcanzara repercusión nacional –   no pasara desapercibido y que se realizara una investigación, pero no es saludable que solo se amoneste. Se advierte de no cometer una acción incorrecta a un niño, pero no a un adulto que conoce las consecuencias de sus actos y que en el ejercicio de sus funciones debe representar a la comunidad.

Quienes se sintieron agraviados por estas expresiones discriminatorias del edil encontrarán que la amonestación no es suficiente, que el proceso de investigación solo fue una dilación y que la “justicia” no llegó para ellos.

La condena social, sea quizás, la sanción más fuerte que reciba el concejal Parisi porque la decisión de los ediles – que hicieron sentir el peso de ser el bloque mayoritario – no alcanza y nos deja a todos “con sabor a nada”.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here