Desde la Municipalidad de Esquel se pretendería trasladar el Consejo Municipal de la Mujer a una oficina ubicada en la torre de la Terminal de Omnibus, que sería mucho más pequeña, sin calefacción y alejada de los organismos con los que trabajan. La titular Graciela Avilés aseguró con indignación que “nos quieren desalojar” cuando “somos parte del municipio, de la gestión, y este es un lugar donde se trabaja la gran problemática de la violencia de género”.

 

La titular del Consejo Municipal de la Mujer, Graciela Avilés, se manifestó preocupada por el traslado que analizaría llevar a cabo el Municipio de Esquel de la oficina que funciona en la esquina de Mitre y San Martín a la torre de la Terminal de Omnibus. “Hace diez días un compañero de Obras Particulares nos comunicó en forma verbal que era intención del intendente trasladar la oficina del Consejo de la Mujer a otro lugar. Primero no especificó dónde pero ahora nos comunicaron que probablemente vendría Defensa del Consumidor a nuestro lugar”, relató.

No obstante expresó que se comunicó con María Martínez, quien es la directora de dicho organismo, y que le dijo que de ninguna manera podía ser así porque esa oficina era pequeña y ellos necesitaban mayor espacio. “El argumento sería que quieren dejar de alquilar casas particulares y utilizar todas las oficinas que poseen”, explicó.

Avilés lamentó la decisión, “nosotros somos parte del municipio, de la gestión, somos empleados que realizamos nuestra tarea todos los días y este es un lugar donde se trabaja la gran problemática de la violencia de género”. En este sentido destacó que “lamentablemente no pasa un día sin que entre alguna mujer y hasta andamos a altas horas de la noche, durante los feriados y los días de fiesta, porque no hay un día de descanso para nosotras, entonces lamentamos mucho que el intendente no esté viendo la función del Consejo Municipal de la Mujer. No puedo creer que nos quieran correr de este lugar porque nos quieren desalojar.”.

 

Oficina sin calefacción

La titular del Consejo de la Mujer también se mostró disconforme con la oficina a la que se trasladarían. “Es horrible, es un depósito, tiene unas escaleras que son de muy difícil acceso tanto para los trabajadores como para las personas que asisten, y no hay calefacción”,  describió.

Además señaló que en la actualidad se encuentran cerca de todos los organismos con los que trabajan: hospital, comisaría y tribunales. “Hace once años que estamos, han pasado distintas gestiones y siempre estuvimos en este lugar. La gente se apropió de este espacio y las mujeres también porque es un lugar que les permite preservar cierta intimidad y pueden ingresar tranquilamente sin ser expuestas”, puntualizó.

Y agregó que “estar en otro lugar con un cartel que diga Consejo Municipal de la Mujer sería exponer a las víctimas, por eso estamos pidiendo adhesiones de los entes con los que trabajamos, como el Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD), la Mesa de Interpoderes, la Comisaría de la Mujer y mucha gente interesada, para conservar este espacio que lo vamos a pelear hasta último momento”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí