Vecinos de Valle Chico piden mayor frecuencia del transporte urbano

0

Presentarán una nota al municipio para solicitar que el transporte urbano de pasajeros aumente la frecuencia a Valle Chico. Los vecinos aseguran que no son suficientes los horarios en los que pasa. También reclaman que ingrese al barrio y coloquen una garita.

Más de cien familias se encuentran viviendo en Valle Chico y la mayoría no cuenta con un vehículo particular para movilizarse así que trasladarse a la ciudad para trabajar o realizar algún trámite termina siendo una odisea.

El transporte urbano de pasajeros incorporó la zona de Valle Chico a su recorrido con cuatro viajes, a las 6.56, 13.10, 14.10 y 21.27 horas. Para los vecinos son muy espaciados los horarios y no responden a sus necesidades así que reclaman que aumenten la frecuencia.

Por su parte, la presidenta de la Junta Vecinal del Barrio Badén, Beatriz Matamala, junto al vicepresidente Facundo Crettón, presentarán una nota ante el municipio para solicitar que el transporte urbano de pasajeros incremente la frecuencia a Valle Chico.

“Hemos recibido a muchos vecinos en la sede que nos dicen que no les sirve el horario en que el colectivo va al barrio. Hay gente que si sale a primera hora de la mañana, se tiene que volver caminando. Estamos viendo que hay mucha gente que va y viene caminando a Valle Chico”, expresó Matamala en diálogo con La Portada.

En tanto Belén Curaqueo, vecina de Valle Chico, aseguró que “es una necesidad urgente” contar con una mayor frecuencia del servicio de transporte urbano, en especial para aquellas familias que no cuentan con movilidad propia.

El transporte sólo pasa cuatro veces en el día y a la mayoría no le sirve. Somos muchas las familias que vivimos en el barrio y no todas tienen movilidad. Hay vecinos que sólo se manejan con el colectivo”, explicó.

También pidió que el transporte urbano ingrese al barrio porque actualmente sólo pasa por arriba y que se coloque una garita donde poder esperarlo.   

La vecina también reclamó al municipio que se avance en la construcción de un espacio verde y una plaza en el barrio para que los niños puedan jugar y recrearse.

Asimismo contó que están por cumplir cuatro meses viviendo en el barrio y que se encuentran en la misma situación que al principio, con problemas con el abastecimiento de agua. “No se ha modificado nada, estamos esperando una respuesta del municipio y la mayoría ha optado por recurrir a la vía judicial porque sentimos nuestros derechos vulnerados”, planteó.

Para finalizar sostuvo que en este tiempo “no se ha acercado nadie al barrio y sólo hemos recibido promesas. Estamos lejos pero somos ciudadanos, nuestros niños también tienen derechos y nos sentimos despojados de la ciudad”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí