En diálogo con diario La Portada, el presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Esquel, Ricardo Bartolomé, agradeció la donación y aseguró que será de gran utilidad para el personal que enfrenta al fuego en cada emergencia.

“Nos hicieron entrega de un equipo con dispositivo autónomo de respiración, dos chaquetones con pantalones, dos botas, dos pares de guantes, dos cascos y la capucha anti-flama que va debajo de los cascos protectores”, detalló.

Subrayó el dirigente en la entrevista concedida a este medio que la mencionada entrega alcanzó  también a otros destacamentos de Bomberos Voluntarios del Chubut, desde la región cordillerana hasta las localidades de la Costa.

Equipo por más de 500 mil pesos

Valoró la donación y señaló que los elementos de trabajo para enfrentar las emergencias ígneas son realmente costosos. “El equipo básico de un bombero sale aproximadamente entre 500 y 600 mil pesos. Eso es sólo la ropa. Después están los dispositivos de aire”, describió.

Reconoció que la vestimenta es cara, pero aclaró inmediatamente que eso redunda en un beneficio de seguridad para quienes combaten el fuego al servicio de la comunidad. “Por eso es importante el aporte de PAE y los subsidios por los cuales uno tanto pelea”, enfatizó.

Recursos materiales

Consultado sobre la situación del cuartel local con respecto al equipamiento, respondió que “estamos bien” y recordó asimismo que hace algunos años “se hizo una compra grande” que permitió vestir al conjunto de los bomberos de la ciudad.

Agregó Bartolomé que no sólo poseen equipo estructural para el trabajo urbano sino que además cuentan con uno especial para asistir a incendios forestales y a rescates vehiculares, lo que “es una ropa liviana, ignífuga y anti-desgarro”.   

Adelantó que lejos de quedarse quietos ahora “estamos pensando en invertir para la adquisición de mangas y en elementos que posean fecha de vencimiento. La seguridad de nuestros bomberos está por encima de todas las cosas”.

Habló a su vez de las unidades móviles y afirmó que no hay mayores deficiencias. “Estamos terminando con todos los service de forma exhaustiva para poder estar bien preparados de cara a lo que se viene”, acotó.

Verano caliente

Por último, se refirió a las proyecciones que hacen de cara a la próxima temporada de verano. “El pronóstico que manejamos para la época estival habla de mucha sequía y días calurosos”, precisó en la charla con La Portada.

Dejó en claro Bartolomé que los Bomberos Voluntarios deben estar preparados y en condiciones de actuar ante los incendios. Mencionó otra problemática que será la falta de agua y la estrategia para racionalizar el recurso.   

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí