Editorial: Entre las buenas noticias y la creciente ansiedad

0

La política de salud que lleva adelante el Gobierno Nacional en su lucha contra la pandemia dejó recientemente una nueva buena noticia. Es que la ministra de Salud Carla Vizzotti, confirmó que el país firmó un “acuerdo vinculante” con el laboratorio Pfizer para la provisión de 20 millones de dosis de vacunas contra el Coronavirus.

“Resta el acuerdo final en relación a temas logísticos y a partir de allí definir el tiempo de entrega y recepción”, aseguró Vizzotti aunque se presume que esto último debe concretarse próximamente. La Ministra recordó, en su contacto con la prensa, que la vacuna de Pfizer es una de las que cuenta con autorización para ser usada en adolescentes de 12 a 17 años.

La funcionaria nacional también confirmó “el pago de las primeras 200 mil dosis de las vacunas CanSino”. El contrato incluye la compra de un total de 5.4 millones de vacunas con fórmula monodosis producida por el laboratorio chino Cansino Biologics INC. Las primeras dosis se recibirán “en los próximos días”.

Y ante estas buenas noticias también es justo mencionar la creciente preocupación de quienes ya recibieron la primera dosis y aguardan la segunda aplicación especialmente de la vacuna Sputnik V.

La funcionaria ratificó, en este sentido, que se “completarán todos los esquemas de vacunación” y agregó que “quiero volver a aclarar que los esquemas de vacunación no se reinician, no se pierde el efecto de la primera dosis”. También aclaró que el Gobierno no tiene “ningún conflicto con la Federación Rusa” por el suministro de vacunas contra el Coronavirus y destacó que ese país “prioriza a la Argentina, incluso con el segundo componente” de la Sputnik V. Precisó, además, que el país “reclama el cumplimiento de contratos con todos los laboratorios”.

Las buenas noticias, sobre todo en materia de salud, siempre son alentadoras. Ellas nos permiten – a diferencia de 2020 – un mínimo de proyecciones con visión de futuro inmediato. No obstante esas buenas noticias no disminuyen la ansiedad de quienes esperan ser convocados para completar el esquema de vacunación. A dieciséis meses de iniciada la pandemia la vida oscila entre las buenas noticias y la creciente ansiedad. 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí