Presentarán proyecto para reparar techos de familias vulnerables

El proyecto se llama “Un techo para mi vecino” y busca mejorarles la calidad de vida a las familias más vulnerables de la ciudad. Próximamente será presentado por la Fundación Buenos Vecinos, que preside Carlos Molina, en el Concejo Deliberante y en el municipio. Proponen remodelar, reparar o cambiar los techos deteriorados. A su vez crearán un banco de herramientas para llevar a cabo esta iniciativa.

Diego Llanfulén, miembro de la Fundación Buenos Vecinos, contó en diálogo con La Portada que avanza a buen ritmo el proyecto “Construyendo Sueños” a través del cual pretenden dar una solución a la problemática habitacional en la ciudad. “Queremos agradecer al Concejo Deliberante por la disposición para la búsqueda de soluciones a los vecinos y al secretario de Gobierno, Julio Ruiz, por habernos recibido”, expresó.

También destacó la creación de un ámbito de participación donde se abordará la temática habitacional con la presencia de diferentes sectores y organizaciones entre los que se encuentra la Fundación Buenos Vecinos como uno de los referentes principales. En este sentido se logró la adhesión al Programa Argentina Construye.

Llanfulén indicó que aún se encuentran llevando adelante el relevamiento de la necesidad habitacional en la ciudad, cuya modalidad tuvo que ser modificada por el COVID-19. “No hemos podido hacer las entrevistas de manera presencial, por lo tanto hacemos llamadas a los vecinos para conocer sus dificultades y situación habitacional”, precisó.  

Asimismo el joven contó que se encuentran trabajando en otros proyectos de menor escala pero que atienden demandas específicas como, por ejemplo, “Un techo para mi vecino”. “Está dirigido a los habitantes más vulnerables y está direccionado al tema de remodelar, mejorar o cambiar techos”, explicó.

Llanfulén aseguró que la idea es presentarlo en los próximos días en el Concejo Deliberante y en la Municipalidad de Esquel. “Tenemos más de 100 familias afectadas y estamos trabajando para aquellos sectores más urgentes. En función de la disponibilidad de recursos, materiales y mano de obra, iremos aumentando o achicando la cantidad de beneficiarios. El proyecto está dirigido a los habitantes más vulnerables de la ciudad”, planteó.  

La Fundación Buenos Vecinos también se encuentra trabajando en un proyecto de reorganización territorial y desarrollo urbano en función de las problemáticas que viven los barrios altos y la situación económica de cada uno de los vecinos. “Está dirigido específicamente a la posibilidad de que los vecinos puedan asentarse en lugares seguros y las instituciones puedan facilitarle tierras fiscales”, confió.

Proponen que los barrios más deteriorados sean los más beneficiados por este proyecto que busca lograr la integración, urbanización y mejorar la calidad de vida de los vecinos de la ciudad. Aseguró, además, que este programa significará una salida laboral para aquellos jóvenes que no tienen trabajo ni estudio.

Llanfulén destacó también que se encuentran impulsando la creación de un banco de herramientas para llevar a cabo esta iniciativa. Quienes quieran colaborar pueden acercarse a la oficina de la Fundación Buenos Vecinos, que se encuentra en Chacabuco y AP Justo.

Por último expresó que “todos los proyectos de la Fundación están enmarcados en el eje de la solidaridad, así que instamos a la comunidad a colaborar con herramientas, materiales y recurso humano”.