Reclaman una política integral para atender la superpoblación canina y felina

La concejal radical, Ana Laura Ortíz, pidió por una "política integral" de la Municipalidad de Trevelin para lograr un correcto equilibrio poblacional de perros y gatos, entendiendo asimismo que es "un asunto de salud pública".

0


A mediados de junio el bloque de Cambiemos presentaba en el HCD un proyecto de ordenanza centrado directamente en una problemática de larga data en el “Pueblo del Molino”, es decir la superpoblación -sobre todo- de canes. 


A raíz de ese planteo legislativo quedó conformada una Comisión de Fauna Urbana que en principio tendría como objetivo principal analizar la propuesta e incorporar mejoras en caso de que se crea conveniente. 


En diálogo con diario La Portada, Ortíz explicó que sobre el mencionado proyecto de ordenanza “venía trabajando hace más de un año” con el aporte además de vecinos de la localidad comprometidos en la temática.


Subrayó que incluso recibió una valiosa mano del diputado nacional Gustavo Menna. “El entiende que el equilibrio se logra mediante las castraciones. En enero vino a Trevelin y conversamos sobre ese tema”, expresó. 

Dejó en claro que para elaborar el documento primero indagó sobre la legislación vigente en el ámbito tanto nacional como provincial. A su vez, lamentó la poca agilidad puertas adentro del Concejo Deliberante para tratar la iniciativa. 


“Tomó estado parlamentario, fue pasado a una Comisión de Fauna Urbana y hasta el momento tuvo poco movimiento”, criticó, añadiendo que trabajar sobre un control reproductivo de perros y gatos asoma como urgente. 


Educación y castraciones


Sostuvo la edil que entran en juego múltiples variables, desde la concientización y educación social hasta las castraciones. “Estamos hablando de un plan a largo plazo, que por supuesto no tendrá resultados de la noche a la mañana”, amplió. 


Insistió la concejal en abordar la problemática a partir de una visión integral y recordó que la superpoblación de perros genera distintos inconvenientes, siendo uno de ellos la matanza de animales en la zona rural. 


“Los perros comen achuras y ahí aparece también la propagación de la hidatidosis. Es un asunto de salud pública. Tener animales sanos contribuye a tener una comunidad sana”, manifestó en la nota con La Portada.


Aseveró luego que el municipio de Trevelin carece de una política pública amplia al respecto y avisó por último que no alcanza únicamente con una campaña de desparasitación cada tanto.  

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí