Hace dos meses que se puso en marcha el programa de la Comisaría Móvil con el fin de fortalecer el vínculo con el vecino y obtener información de utilidad para trabajar en la prevención del delito. Desde la Comisaría Segunda aseguran que el balance es positivo y que el mes pasado disminuyeron los hechos delictivos en la jurisdicción. “Solamente tuvimos un robo y 3 hurtos. Esto nos fortalece porque es un indicador de que el trabajo en algún aspecto ha mejorado”, expresó el subcomisario Bahamonde.

El subcomisario Edgardo Bahamonde manifestó en diálogo con La Portada que la idea es continuar trabajando con la Comisaría Móvil en los diferentes barrios de la ciudad que se encuentran bajo la jurisdicción de la Comisaría Segunda. “El balance es positivo porque hemos visto la participación de los vecinos que se acercan, consultan y han aportado información de mucha utilidad”, valoró.

En este sentido confió que “han surgido planteos de situaciones que en primera instancia parecerían no ser tan graves pero que nos permiten a nosotros poder abordarlas para que no terminen siéndolo”.

Bahamonde aseguró que “la problemática es social y tiene diferentes aristas que van desde la salud, la educación y la falta de trabajo, así que tratamos de que cada organismo pueda hacerse responsable y que esa particularidad deje de afectar a la seguridad”.

Como ejemplo explicó que hay cuestiones que son responsabilidad de la Policía y otras que no como puede ser la falta de luz en algunos sectores.  “No es un problema de la Policía pero nos afecta entonces trabajamos en conjunto con el vecino para que esa situación indirecta, que afecta a la seguridad, la puedan solucionar quienes tengan la responsabilidad de hacerlo”, planteó.

El subcomisario remarcó que el objetivo principal de la Policía es prevenir el hecho delictivo. “Pretendemos llegar antes y para esto necesitamos de la colaboración del vecino”, destacó. Asimismo advirtió que hay situaciones de inseguridad y otras de sensación de inseguridad. “Hay un vecino que dice que el barrio es inseguro pero no sufrió ningún robo ni hecho de violencia entonces esa situación nos indica una sensación de inseguridad y no un hecho de inseguridad”, relató.

De esta manera aseguró que “tenemos que trabajar para que el vecino sienta la seguridad de salir tranquilo a la calle y lo podemos hacer a través de la presencia policial, que es lo que el vecino reclama”.

Bahamonde indicó que la Policía trabaja con datos blandos y duros. “Los datos blandos son aquellos hechos delictivos que tienen que ver con los hurtos donde un oportunista se aprovecha de la circunstancia y se lleva algún elemento ajeno a su propiedad que dejaron a mano”, precisó. En este sentido remarcó que es importante que el vecino sea proactivo y aumente su seguridad privada para prevenir este tipo de hechos ya sea cerrando el portón, el auto, la casa y no dejando nada al alcance.  

El subcomisario informó que el mes pasado hubo una reducción de los hechos delictivos en la jurisdicción de la Comisaría Segunda. “Solamente tuvimos un robo y 3 hurtos. Esto nos fortalece porque es un indicador de que el trabajo en algún aspecto ha mejorado. El vecino llama, nos convoca y hemos generado con las vecinales una comunicación más directa donde hemos podido fortalecer las tareas que llevamos adelante en la jurisdicción”, destacó.

Por último sostuvo que “nosotros estamos en el barrio para generar confianza, que es lo que necesita el vecino para acercarse y aportar los datos que requiere la Policía tanto para prevenir como para investigar algún hecho que se haya suscitado”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí