Un grupo de 15 mujeres comenzó hace unas semanas a tejer cuadraditos con la idea de confeccionar mantas y donárselas a las familias que no tienen gas en sus hogares y se encuentran sufriendo las bajas temperaturas de este invierno. Reciben donaciones de lana como así también pulóveres, bufanda y gorritos para desarmar y reutilizar.

Guillermina Andersch, quien es una de las impulsoras de la iniciativa “Tejiendo Sueños”, contó en diálogo con La Portada que el proyecto tuvo una buena recepción en la comunidad. “Todo surgió cuando publiqué que tenía un acolchado para donar y me escribió un montón de gente, así que ahí vi que había muchas familias con hijos chicos que necesitaban mantas”, explicó.

Guillermina es oriunda de Bahía Blanca y eligió Esquel para vivir junto a su familia. En su colegio siempre se juntaban cuadraditos para armar frazadas así que no dudó en preguntar en Facebook si había algún grupo que lo hiciera y fue así como entre varias mujeres crearon una red de tejido solidario.

Hoy son 15 las que forman parte de esta iniciativa y están abiertas a seguir sumando voluntarios para llegar a más personas con las mantas. Tejen a crochet y dos agujas con los insumos que tiene cada una en su casa. Hace unos días recibieron una importante donación de La Casa de las Lanas que les fue de mucha ayuda.

“Empezamos a tejer cada una en su casa porque por la cuarentena no nos podemos reunir y ya logramos juntar varios cuadraditos e hicimos la primera manta”, contó orgullosa.

La joven se mostró muy agradecida con el local de La Casa de las Lanas que les donó dos bolsas de lanas y esto hizo que se sumaran más mujeres que tenían ganas de ser parte de esta iniciativa pero no contaban con los insumos para hacerlo.

“Nos donaron un montón de ovillos pero se van volando de inmediato porque cada manta lleva muchos cuadraditos y eso significa mucha lana”, precisó.

Asimismo comentó que se encuentran recibiendo pulóveres, gorritos y bufandas para desarmar y reutilizar la lana para los tejidos. “Una de las chicas hace los cuadraditos con telas abrigadas y el borde con lana para que los podamos unir”, planteó. 

El grupo está compuesto por mujeres de todas las edades, unidas por el sentimiento de la solidaridad y las ganas de ayudar. Decidieron aunar esfuerzos y donar lo más valioso que tienen, que es su tiempo, para ayudar a quienes más lo necesitan en esta contingencia.

“Comenzamos hace tres semanas con la iniciativa y ya tenemos para hacer dos mantas más pero tenemos que poner un punto de encuentro”, indicó.  

Guillermina destacó que la idea es acercar las mantas a algún comedor que lo necesite. “La verdad es que está haciendo mucho frío y hay gente que no tiene lo básico ni puede abrigarse a la noche, así que queremos ayudar aunque sea con lo mínimo”, aseguró.

Por último la joven señaló que todo el que quiera tejer es bienvenido. “Hoy necesitamos insumos porque hay muchas personas que quieren tejer pero no tienen cómo hacerlo y la donación no alcanza para todas. Invitamos a todos los que tengan ganas de sumarse a esta iniciativa y ayudar a quienes más lo necesitan”, completó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí