El proyecto se llama “Merienda Solidaria” y fue impulsado por dos mamás con el objetivo de fomentar valores en sus hijos y ayudar a quienes más lo necesitan en esta cuarentena. Los vecinos no tardaron en sumarse a esta iniciativa, cocinando una gran variedad de cosas ricas y también con donaciones. Las meriendas se entregan los días sábados. Ayer colaboraron con el Grupo de Infancia y Adolescencia Misionera que coordina Liliana en el Barrio Ceferino. 

María Bravo, una de las mamás que se encuentra detrás de esta iniciativa solidaria, manifestó en diálogo con La Portada que la idea se gestó durante la cuarentena al ver que los chicos se encontraban encerrados, sin saber qué hacer, y que muchos padres se ponían a cocinar. “Pensé en dar una mano y que podíamos enseñarle a los chicos a producir algo para ayudar a otros niños”, expresó.

María convocó a la mamá de una amiguita de su hija mayor y juntas impulsaron esta cruzada solidaria en el colegio que ya trascendió a toda la comunidad. “Al principio compartíamos fotos de nuestros hijos cocinando para incentivar a las familias a hacer lo mismo y así poder cubrir una merienda para los merenderos de la ciudad”, confió.

La joven mamá contó que se han sumado padres, madres, tíos y abuelos a preparar diferentes alimentos y quienes no saben cocinar ayudan con insumos o donaciones. Todo ayuda y es bien recibido.

“Es una cruzada solidaria porque los nenes que cocinan reciben la semillita de que pueden ayudar, produciendo algo para otros, y los nenes de los merenderos reciben ese amor y los alimentos que necesitan”, destacó.

La “merienda solidaria” ya ha alcanzado a casi todos los merenderos de la ciudad: Bella Vista, Cañadón de Borquez, Matadero y Ceferino. Sólo falta el merendero “Hora Feliz” del Badén que próximamente recibirá su colaboración.

La ayuda se brinda los días sábados durante todas las semanas o semana de por medio, dependiendo de la organización. Previo a la entrega las mamis difunden un flyer informando sobre el merendero que se va a ayudar y también comparten recetas fáciles y sencillas para que todos puedan cocinar.

“Yo me comunico con los presidente barriales, les pregunto cómo es la situación y me dicen cuántas viandas entregan, así que les aseguramos esa cantidad para un día de la semana”, contó.  

Las familias cocinan una gran variedad de cosas ricas: bizcochuelos, budines de todo tipo y sabor, donas, galletitas con formitas y pan casero. Los interesados en sumarse a esta cruzada solidaria pueden comunicarse a los teléfonos 2945-637992 ó 2945-554979.

Por último María remarcó que “ha tenido una buena llegada que los nenes cocinen para otros nenes. Es una forma de mostrarles otra realidad y que desde chiquitos puedan tener esas ganas de hacer algo por el otro, además de compartir un momento en familia y que el resultado sea la solidaridad con quienes más lo necesitan”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí