Hace más de dos años que la Junta Vecinal recibió una máquina para fabricar bloques pero la falta de un terreno hace imposible su puesta en funcionamiento. Sería una fuente de trabajo para los vecinos y ayudaría a muchas familias a mejorar sus viviendas como así también a construir los muros de contención. Presentaron el pedido al municipio pero todavía no han recibido respuestas.

El presidente de la Junta Vecinal del Bella Vista, Carlos Ñancucheo, contó en diálogo con La Portada que todavía se encuentra pendiente el proyecto de la bloquera en el barrio.

En 2018 el Instituto de Asistencia Social le hizo entrega de una máquina para fabricar bloques pero todavía no pudieron ponerla en marcha por falta de espacio.

La bloquera permitiría crear empleo y solucionar varios inconvenientes habitacionales en el barrio. Sin embargo hace falta un terreno donde instalarla.

Ñancucheo comentó que inició las gestiones en el municipio sobre este tema para activar cuanto antes el proyecto de la bloquera pero aún no ha recibido respuestas. “Todavía no he podido hablar con el nuevo secretario de Obras Públicas, Julio Descalzo, pero necesitamos poner en funcionamiento la bloquera. Van a hacer tres años que tenemos la máquina y todavía no pudimos conseguir un terreno cuando hay tantos en el barrio”, manifestó.

El vecinalista aseguró que este proyecto “generaría fuentes de trabajo y le permitiría a la gente hacerse su vivienda y los muros de contención; varias familias podrían vivir de este emprendimiento”.

Ñancucheo comentó que las mayores necesidades de los vecinos del barrio son alimentos y leña. Actualmente son 48 familias las que no cuentan con el servicio de gas y reciben asistencia del municipio. Sin embargo advierten retrasos en la entrega de leña.

“Estamos muy preocupados porque ya empezó a hacer frío, llegó la nieve y tenemos muchas familias con niños en el barrio que lo único que tienen para calefaccionarse es la leña”, relató. 

También planteó que es ha crecido la demanda de alimentos en el barrio ante la falta de trabajo. “Muchas familias que nunca antes habían pedido ayuda, hoy lo están haciendo ante la contingencia”, aseguró.

El comedor, que funciona los miércoles y sábado en la Junta Vecinal y había comenzado con 30 viandas, hoy entrega más de 130 a vecinos del Bella Vista, Estación y el Cañadon de Borquez. “Cada vez se están acercando más vecinos por la pandemia”, confió.

Asimismo el presidente barrial se mostró muy agradecido por la permanente colaboración que reciben de la comunidad y que permite sostener el comedor. Las donaciones se pueden acercar a la sede vecinal ubicada en Humphreys entre avenida Peron y Vuelta de Obligado o comunicarse al 2945-693841.

Por último, el vecinalista se mostró muy preocupado por la ordenanza aprobada días atrás que promueve las sanciones y el desalojo de aquellos vecinos que se encuentren ocupando terrenos. “El municipio también debería pensar en la gente que más necesita una ayuda y la está pasando mal. Debería acercarse a los vecinos, conocer su situación y tratar de darle una solución habitacional”, concluyó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí