El taller propone reencontrarse con la propia voz y encontrar nuevas formas de usarla desde un enfoque entretenido, lúdico, descontracturado y de exploración. Será un espacio de encuentro con uno mismo y con otros donde todo es posible. La búsqueda final es pasar un momento divertido cantando individualmente y junto a otras personas.

Julia Pérez Diez contó en diálogo con La Portada que la idea del taller “El cuerpo y la voz” surgió a partir de su experiencia y trabajo con las personas mayores en diferentes ámbitos. Me encontré con que la sed de hacer es mucha y que a veces creen que no pueden hacer algo por lo que otros dicen”, expresó.

Sin embargo Julia confió que en estos años ha trabajado con personas con patologías y sin ellas, llegando a armar una canción con un grupo de personas con Alzheimer cuando les decían que no iban a poder hacerlo. “Un profesor me dijo una vez que cuando uno apunta a lo que el otro desea, lo que se tiene que preguntar es cómo hago para que pueda”, recordó.

La idea de este taller es encontrarse con la voz y el cuerpo, con la potencia y con otros. “Es un espacio de encuentro con el cuerpo, la voz y con nuestras posibilidades desde un lugar descontracturado, más divertido y de exploración”, aseguró.  

Julia sostuvo en este sentido que “las personas buscamos en los talleres un espacio de encuentro con otros y más en esta época”.

Señaló, además, que “la idea es trabajar desde el reconocimiento corporal y el encuentro con la voz desde diferentes actividades con ejercicios bastante lúdicos para hacer un símil ensamble de voces”.

El taller se dictará los días miércoles de 10.30 a 11.30 horas en el Teatro La Juntadera, ubicado en Urquiza 254, y está dirigido a adultos como así también a adultos mayores. El valor mensual es 1400 pesos. Para mayor información comunicarse al 2945-334556.

Música e instrumentos para niños

La joven artista también brindará un Taller de Exploración Musical para niños y niñas de 8 a 10 años los días martes de 18 a 19 horas en el Teatro La Juntadera.

La idea de este taller es la exploración musical desde la voz, el cuerpo y principalmente desde el juego. Es el primer contacto con todo lo que implica la música y con los instrumentos musicales”, explicó.

Basada en su propio recorrido y su propia experiencia, Julia sostuvo que es muy importante que el primer encuentro con la música sea desde lo lúdico. “A veces por la forma en que fueron formados o se hizo el recorrido, la educación musical es muy escolarizada y se sesga mucho la posibilidad de encontrarse con todo lo que la música implica”, planteó.

Destacó además que “el lenguaje principal de los niños es el juego, así que poder encontrarse desde ese lugar de jugar, explorar, es la parte más interesantes del aprendizaje y hace que la música sea algo placentero y no una materia más”.

La tallerista invitó a los niños y niñas a romper con las estructuras. “Es la parte más interesante del arte cuando uno se anima a salirse de la partitura y de esas estructuras rígidas”, prometió.

Por último expresó que “vamos a jugar con todo lo que se pueda, con instrumentos que quizás no se encuentran habitualmente y con música de diferentes lugares del mundo”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí