El director del Hospital Rural de Trevelin, Leonardo Boquet, habló con diario La Portada sobre el funcionamiento de la institución en días de aislamiento preventivo y reconoció que bajó la asistencia de pacientes, al igual que sucede en otros puntos del país.

Consideró que la pandemia quizás haya despertado cierta resistencia o temor del vecino en acercarse hasta los consultorios del nosocomio. “El nivel de demanda general ha bajado, absolutamente”, afirmó en la charla con este medio.

Aclaró que los pacientes con enfermedades crónicas “vienen y se confeccionan las recetas necesarias”, dejando en claro que el Hospital “no está paralizado”. Sí funciona con “turnos limitados” y no se promociona el acercamiento masivo, señaló. “Sigue la actividad”, reiteró.

A su vez, insistió en que “hay un grupo poblacional que consulta menos”. Nombró relevamientos nacionales que así lo acreditan, “demuestran el menor requerimiento de los estudios hemodinámicos como los relacionados con el corazón”, añadió.

“Entendemos que eso ocurre no porque haya menos pacientes sino porque la persona no está concurriendo. Es posible que empiecen a aparecer problemas de tipo crónicos. A lo mejor el sujeto soporta y posterga un dolor de pecho, alguna molestia”, advirtió.          

Trabajadores de salud en terreno

Destacó luego que desde hace unos días los trabajadores comunitarios de salud en terreno (TCST) retomaron el servicio con el claro objetivo de reforzar el vínculo con la comunidad y brindar toda la información necesaria sobre las medidas preventivas en el marco de la actual contingencia.

Explicó que la sociedad recibe estímulos informativos de múltiples canales, llámese medios tradicionales de comunicación o redes sociales. Entendió que esa situación puede originar confusiones entre los vecinos.

“Queremos que al menos en Trevelin la gente tenga a los trabajadores comunitarios de salud en terreno como una referencia dentro del sistema salud”, señaló y subrayó que el personal ya está “haciendo visitas domiciliarias” sin entrar a las viviendas.

Avisó además que el equipo de TCST, dependiente del Hospital Rural,  llevará material de difusión (científica) para mantener “actualizada a la población” y, al mismo tiempo, tendrá la tarea de “recabar alguna necesidad que puedan llagar a manifestarles”.  

La información que acercan a los vecinos está referida a las medidas de bioseguridad, entre las cuales mencionó la “higiene, limpieza de mano, distanciamiento social y el momento en que es necesario el cubreboca”.

“También pasa por discutir cuáles son los protocolos de atención en el caso de los pacientes aislados. Esto a raíz de la suerte de linchamiento que sufrió un poblador en Aldea Escolar hace un par de semanas. Eso sucede cuando el pánico no se conduce bien”, acotó.

El responsable del nosocomio agregó que este grupo de trabajadores también “va a relevar sobre otras cuestiones no vinculadas con el coronavirus porque sabemos que la gente se sigue enfermando. Indudablemente las personas tienen otros problemas también”.      

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí