La Parroquia Sagrada Familia junto a Cáritas iniciaron el proyecto de los “Dormis Solidarios” hace cuatro años en la ciudad. Dos ya están construidos y quedan dos por terminar. Son utilizados para alojar a familiares de enfermos. Para concluir la obra se necesitan donaciones de cerámica para el piso y la pared.

Tras un relevamiento realizado por voluntarios de Cáritas y luego de conocer necesidades concretas, se detectó que hacían falta lugares donde albergar a familiares de enfermos provenientes del interior de la provincia e incluso del país vecino de Chile. Generalmente estos familiares no cuentan con recursos para alquilar un lugar, por lo que están obligados a quedarse en los pasillos del mismo hospital, en los bancos e incluso llegando a no descansar ni a higienizarse por varios días.

Gendarmería Nacional realizó la donación de dos casillas en desuso y desde la Parroquia se avanzó en el reciclado de las mismas, modificándolas y ambientándolas para ser utilizadas como dormis destinados a las personas que lo necesiten por un corto periodo de tiempo. El proyecto inició hace cuatro años aproximadamente y hoy se está avanzando en la construcción de dos dormis más. 

Rodolfo Costa Heredia, Padre de la Parroquia Sagrada Familia, contó en diálogo con La Portada que en los dormis “alojamos gente que está de paso, que tiene a algún familiar enfermo en el Hospital y necesita alojarse por este motivo”. También se contemplan otras situaciones. Las derivaciones se realizan generalmente por agentes sanitarios, la Defensoría Pública y la Policía.

Se los hospeda por un breve periodo de tiempo, quince días como máximo, aunque puede extenderse en casos extraordinarios. “Estamos construyendo dos dormis más para hacer frente este servicio así que estaríamos necesitando seis metros de cerámica de piso y 20 metros para la pared”, indicó.

Costa Heredia comentó cada dormis solidario tiene un baño, una pieza y una cocina comedor donde pueden alojarse dos personas cómodas y más en un caso extraordinario. “Este verano alojamos a una familia chilena que quedó varada y eran cuatro personas”, relató. Actualmente los dos dormis habilitados para su uso se encuentran ocupados y se espera que en dos meses se terminen de construir los dos nuevos.

Por otra parte Costa Heredia sostuvo que ante la actual contingencia sanitaria “tenemos tres casos de personas que quedaron varadas en la ciudad por el tema de la cuarentena y que al no haber catequesis fueron alojadas en forma provisora en las aulas hasta que se normalice la situación”.

Se puede rezar en la iglesia

El Padre Costa Heredia recordó que está permitido entrar a la iglesia para rezar. “Nosotros abrimos la puerta a las 8 de la mañana y cerramos a las 20 horas que son los horarios que la gente se puede mover sin problemas en la ciudad”, expresó.

Sin embargo sostuvo que por el momento no se pueden realizar misas con público. Por ahora la misa se transmite por Facebook y Canal 4. “Se ha presentado un protocolo y queda esperar la respuesta. En esta parte de Argentina no hay inconvenientes pero hay lugares donde hay más casos. Tienen que evaluar en qué lugares se puede permitir que haya misa con público, manteniendo la distancia y con el protocolo sanitario correspondiente”, explicó.

Por último contó que también se encuentra abierta la Capilla de Adoración donde hay calefacción y concurre gente durante todo el día. La gente necesita ir a rezar y encontrarse con Dios, porque Dios está en todas partes pero necesita sentirlo en un lugar específico dentro de la parroquia y además ahí está Jesús sacramentado, lo que es muy importante para la Iglesia Católica”, finalizó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí