Eduardo Castagnino, presidente del Grupo Joven Ceferino, en declaraciones a La Portada comentó el trabajo que realiza desde hace más de un mes en la asistencia de las familias cuyos niños solían concurrir a la sede a percibir la merienda.

La implementación de la cuarentena modificó el esquema de trabajo como así también la falta de recursos para adquirir los insumos necesarios.

“Este trabajo se realiza desde el Grupo Joven, pero lo que sucedió es que debimos cerrar. Me comuniqué con la concejal María Martínez (FVE) y ella consigue los insumos. Yo camino casa por casa para asistir a las familias que más necesitan”, manifestó. Y agregó que actualmente se brinda esta ayuda solidaria “a sesenta familias y nos quedamos cortos”.

Destacó asimismo que dichos insumos forman parte de la “donación de la gente” y remarcó que la demanda creció en las últimas semanas como consecuencia de la cuarentena y la imposibilidad de trabajar. “Trabajo con la gente que más necesita y que ya tengo en la lista como por ejemplos las familias con mas muchos niños”.

Castagnino, por otra parte, fue consultado respecto de una eventual solicitud de ayuda al municipio para continuar con la labor del merendero “no hicimos esas consultas porque no se podía salir”. Señaló, no obstante, que días atrás “el Ministerio de Familia trajo fideos, arroz y tomate”.

“Lo que más pide la gente es alimento”, expresó al tiempo que aclaró que “soy el presidente del Grupo Joven y no el presidente del barrio. Ayudo a los chicos que ya tenía en la lista para tomar la leche”. Para finalizar sostuvo que quienes deseen colaborar con este trabajo solidario se pueden acercar a la sede del Grupo Joven destacando que lo más requerido “es el alimento”.      

Foto: Imagen ilustrativa.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí