José de San Martín: Los vecinos, sin circulación interna

Pese al permiso provincial los ediles decidieron, en el marco de una sesión especial, mantener todas las medidas de prevención del COVID-19. El intendente Rubén Calpanchay aseguró que desde el aspecto sanitario “estamos bien preparados para esta pandemia” aunque reconoció dificultades financieras del municipio para cumplir con todos sus compromisos.

En el marco de una sesión especial, realizada el pasado 1 de Mayo, los ediles de la localidad de José de San Martín decidieron por unanimidad no adherir a la normativa provincial que posibilitaba la circulación interna de los vecinos por lo cual se mantienen las medidas ya establecidas en torno a la prevención del COVID-19.  

El intendente Rubén Calpanchay, en declaraciones a La Portada, recordó que “los menores de 16 años no pueden ir a los negocios, el uso del barbijo es obligatorio para ir a comprar, el horario de atención en los comercios es hasta las 19:30 horas. Después de las 20 horas ya no anda nadie”. Y agregó que “no se pueden hacer eventos sociales”.      

El titular del Ejecutivo también fue consultado por la situación financiera del municipio “es bastante crítica”, reconoció. “Calculo que vamos a poder pagar los sueldos de los empleados de planta permanente, pero después vamos a tener que padecer por el pago de algunos otros compromisos”, indicó.  

Calpanchay indicó, asimismo, que “a medida que va entrando dinero vamos pagando” al personal contratado remarcando que “estamos viendo si el Gobierno nos puede dar una mano”.

En relación a la atención sanitaria de los vecinos sostuvo que “tenemos un Hospital Rural que está muy bien equipado. Hicimos una sala de aislamiento con personal del Hospital y del Municipio. Estamos bien preparados para esta pandemia”.

Sobre la asistencia de alimentos a los vecinos informó que “llegó un camión de alimentos que envía el Ministerio de Familia y con eso vamos a paliar algunas situaciones. Dentro de todo lo estamos llevando bastante bien porque desde el Municipio también realizamos compras en los negocios locales para atender alguna necesidad”.

Con conciencia

Calpanchay hizo alusión al estado de ánimo de los vecinos “no es lindo estar encerrado, pero se ha tomado conciencia de que se trata de una pandemia y que si llega el virus hay gente – de grupos de riesgo- que la va a pasar muy mal”. Destacó, para finalizar, que se cuenta con presencia policial que realiza “controles las 24 horas. La gente que llega de otras provincias hace la cuarentena de los 14 días. También se hace el trabajo de desinfección de los camiones que ingresan por la portada”.