Un grupo de artistas escénicos autoconvocados presentó una nota al secretario de Cultura, Damián Duflós, para solicitarles una ayuda económica para quienes no cuentan con ingresos fijos y un plan de acciones para facilitar el trabajo en estos tiempos de contingencia. “Necesitamos de manera urgente nuevas políticas culturales locales”, aseguraron.

Trabajadores de las artes escénicas de los campos de la danza, el teatro y la música manifestaron a través de una nota dirigida al secretario de Cultura, Damián Duflos, queapoyamos el sostenimiento del Plan de Contingencia que se está promoviendo desde las distintas esferas del Estado, sin embargo nos vemos obligados a explicitar una serie de puntos para que se incluyan en la política cultural. Entendiendo que esta nueva configuración del trabajo genera concretas complicaciones, incluso el cese de nuestra actividad laboral con un claro efecto en nuestros ingresos”, expresaron.

En este sentido señalaron que “una de las características del trabajo del arte y la cultura es la dimensión intangible de la misma, por lo que son las políticas las que dan visibilidad a través de programas, acciones y de la valorización de los referentes. Como artistas participamos en Festivales como Cosquín; Fiesta Nacional del Teatro y distintos festivales y circuitos; Encuentros de Músicos y Coros; y una diversidad de instancias provinciales, nacionales e internacionales representando nuestro lugar de origen. El compromiso con profesionalizar nuestro trabajo ha llevado a que decidamos (con todo el esfuerzo que implica) apostar al trabajo en arte, incluso muchxs de nosotrxs únicamente nos dedicamos a la creación y la enseñanza en espacios no formales (es decir, no dependemos del Ministerio de Educación ni otras entidades), siendo parte de uno de los sectores más vulnerables en la situación actual”.

Destacaron además que “nuestro trabajo se sostiene con la presencia del público local que participa de talleres de formación y funciones escénicas, por lo que el actual plan de contingencia las afecta, no solamente en lo inmediato sino que requerirá de un plan de acciones a futuro para poder revivir nuestra actividad. Necesitamos de manera urgente nuevas políticas culturales locales”.

Si bien reconocieron que “el contexto actual está configurando la virtualidad como modalidad de contacto, intercambio y construcción colectiva, y que cada unx de nosotrxs viene realizando clases a distancia, conciertos, compartiendo materiales (en muchos casos sin remuneración); es necesario considerar que las artes escénicas se concretan en una presencialidad. No puede restringirse el trabajo cultural al compartir videos y materiales a través de una modalidad virtual de forma aislada, sino más bien exigimos el diseño de políticas públicas culturales que tiendan a brindar apoyo a lxs profesionalxs de las artes escénicas, que nos incluyan dentro de un proyecto, que las mismas se implementen a corto plazo garantizando un ingreso económico”.

De esta manera expresaron que “nos ofrecemos al trabajo conjunto para pensar nuevas acciones a corto, mediano y largo plazo, pero inmersos dentro de un proyecto cultural, que nos convoque, nos incluya y nos resguarde, propuesto el área a su cargo, que gestione y garantice el presupuesto necesario a través de la ayuda de Provincia y Nación”.

Asimismo solicitaron que “garantice el acompañamiento -a través de ayudas económicas, subsidios y/o otras modalidades- al sector de creadores que no cuenta con ingresos fijos en nuestra ciudad; gestione recursos que ayuden al sostenimiento de los espacios culturales independientes de la comunidad, y no solamente recursos económicos, sino también, recursos, estrategias y un plan concreto de acciones que faciliten el trabajo de estos espacios y artistas. Queremos que nuestra actividad artística siga viva y necesitamos de su gestión”.

En este marco propusieron una serie de ideas al secretario de Cultura que desde su rol de funcionario podría gestionar.

-Realizar un censo de artistas y trabajadores de las artes escénicas, que obtenga información no solamente del tipo de trabajo sino también de los ingresos y gastos mensuales.

-Gestionar la exención permanente del impuesto a los Ingresos Brutos para lxs trabajadorxs del sector (en otras provincias ya existe).

-Suspender el pago de servicios públicos para todas las salas y centros culturales.  Planes y facilidades de pago hasta cuando terminen las medidas de prevención. Medida idéntica o similar para aquellxs trabajadorxs que no tienen ingresos en relación de dependencia, que cuentan con pocas horas cátedras y/ o que no tienen otros ingresos que los derivados de funciones, eventos y/o clases. Para ellxs establecer alguna clase de régimen de emergencia.

-Contratación de artistas locales para la realización de pequeñas funciones online y/o de aportes en contraprestación posterior: proyectos a realizar en lugares más vulnerables y con menos acceso a las culturas, tareas comunitarias, horas cátedra. Dichas contrataciones deberían realizarse de manera transparente y democrática, intentando llegar a la mayor cantidad de artistas posible, sobre todo a aquellxs cuyo nivel de ingresos sea menor o nulo.

-Celeridad en el cobro de funciones realizadas antes de la cuarentena contratadas por el Municipio.

-Gestión de proyectos y articulación con otros sectores para la realización de contenidos artísticos o de información de salud, que pueden ser viabilizados por las vías de comunicación de la Universidad, de los Institutos de Nivel Superior, de  Radio Nacional y Municipal, así como por redes sociales, audiovisuales, podcasts, etc.

-Buscar y generar el apoyo por parte de las instituciones pertinentes para la realización de festivales escénicos cuando las medidas de contingencia hayan finalizado, para cubrir la necesidad de trabajo que habrá en el sector.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí