El fuerte viento provocó la voladura del techo y el alero del Paseo Ferroviario de La Trochita. Rápidamente el personal del tren acudió al lugar para resguardar el material que se encontraba allí adentro. No hubo pérdidas de fotografías ni cuadros.

Cinthya Hernández, trabajadora de La Trochita, contó que “el sereno de la Estación nos llamó para avisarnos que se había volado el techo del Museo Ferroviario, así que todo el personal se acercó rápidamente a colaborar”.

Con gran alivio, informó que “no se perdió nada del material pero por las dudas retiramos todo lo que es papel, cuadros y demás para que la lluvia no los arruine”.

No obstante relató que “entró mucha tierra y un poco de agua en el Museo, lo que provocó que se mojaran algunas fotografías pero todo está bien. Ahora hay que limpiar y volver a armarlo”.

Por último, los trabajadores trasladaron todo el material que se encontraba en el Museo hasta la Estación y a partir del lunes trabajarán en su reparación.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí