Tras siete años al frente de la Junta Vecinal, el vecinalista cree que es momento de darle paso a los más jóvenes y dedicarse más tiempo a su familia. Se va con la satisfacción de haber concretado la construcción de la sede, un proyecto muy esperado por los vecinos. Quedaron pendientes el pavimento de las calles y la refacción de los monoblocks a pesar de sus gestiones incansables.

Un grupo de treinta vecinos del Barrio Malvinas se reunió la semana pasada para elegir los tres miembros que conformarán la Junta Electoral y se acordó con la secretaria de Gobierno, Evelin Austin, que las elecciones sean el 25 de agosto.

Mario Montesino asumió la presidencia de la Junta Vecinal en 2012 y en 2016 renovó su mandato. En ambas ocasiones fue proclamado por ser la única lista en presentarse. “El balance es bastante positivo porque en estos siete años pude hacer la sede vecinal, que se construyó en siete meses y se inauguró en julio de 2014”, destacó el vecinalista, quien recordó que fue un proyecto muy anhelado por los vecinos del barrio porque hasta ese momento debían juntarse en una escuela.

Los otros proyectos que gestionó incansablemente pero quedaron pendientes son el pavimento de las calles y la refacción de los monoblocks ubicados sobre la Avenida Alvear. Sin embargo señaló que cuando el tiempo mejore se asfaltará la calle Roggero entre Fleming y Libertad ya que los frentistas de esa cuadra acordaron hacerlo.

“Queda pendiente el arreglo de los monoblocks que por la situación económica de la provincia no se puede hacer”, lamentó. Al tiempo que explicó que el proyecto consistía en pintar el edificio, los techos y arreglar los postigos, dado que “muchos turistas pasan por ahí para ir a La Hoya”.

Montesino confió que tomó la decisión de no continuar al frente de la Junta Vecinal porque se encuentra “cansado” y quiere dedicarle más tiempo a su familia. “Uno pone tiempo, combustible y teléfono de su propio bolsillo, y últimamente no hay respuestas por ningún lado entonces es momento de que los vecinos jóvenes empiecen a tomar la posta”, expresó.

El Barrio Malvinas comprende el sector ubicado desde la Avenida Perón y Guido Spano hasta la Avenida Alvear y la vía de La Trochita. “Por suerte todos tienen su casa, muchos ya están jubilados y contamos con nueve escuelas así que no se ven necesidades básicas y nunca tuve que repartir alimentos. La mayor demanda es el pavimento y los monoblocks”, declaró.

Una de las escuelas que hay en el barrio es la 735 cuya comunidad educativa se encuentra reclamando por un nuevo edificio. Al respecto, Montesino refirió que se trata de “un reclamo histórico” por el cual presentó innumerables notas. “Me cansé de hacer gestiones con los directores y los docentes pero nunca hubo respuestas. Cuando estaba Mario Das Neves habíamos conseguido que se hiciera el SUM  y una escuela de Nivel Inicial, estaba el proyecto y había salido a licitación pero tras el fallecimiento del gobernador quedó todo en la nada”, explicó.

Por último, el presidente barrial convocó a los vecinos del Barrio Malvinas a presentar listas y a participar de las elecciones.

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí