Una fuerte ráfaga de viento provocó que este mediodía se volaran algunas chapas del techo del establecimiento educativo, lo que obligó a que se suspendieran las clases en el turno tarde. No se registraron mayores daños ni heridos. Rápidamente acudió al lugar personal de Bomberos Voluntarios para evaluar daños.

Cabe recordar que los padres, alumnos y docentes de la Escuela N° 735 vienen reclamando hace tiempo mejoras edilicias. Falta de iluminación, ventilación, calefactores, trabajos de pintura, paredes en mal estado y un chispero roto son algunos de los mayores problemas.

También es un reclamo de larga data la falta de un espacio físico para realizar gimnasia o actividades recreativas.

Hace tiempo se había advertido que había clavos flojos en el techo por lo que no fue difícil que el viento levantara varias chapas. “Necesitamos una solución inmediata porque es un edificio público y tenemos que brindarle seguridad a los chicos y a nosotros, que es nuestro lugar de trabajo”, declaró en diálogo con la prensa Ariel Frías, docente de la Escuela N° 735.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí